PSG VS. BENFICA - sigue el partido por la UEFA Champions League
REAL MADRID VS. SHAKHTAR D. - Sigue el minuto a minuto del duelo por la Champions League
Ciencia

Así podríamos fotografiar el exoplaneta más cercano a la Tierra

Proxima Centauri b se ubica a 4 años luz de nosotros. Si bien nunca podríamos llegar a pisar su superficie, un grupo de astrónomos propone una técnica para fotografiarlos.

Aunque nunca lleguemos a pisar un exoplaneta, sí podríamos tener imágenes detalladas de su superficie, sugiere una pareja de astrofísicos. Foto: Adobe Stock
Aunque nunca lleguemos a pisar un exoplaneta, sí podríamos tener imágenes detalladas de su superficie, sugiere una pareja de astrofísicos. Foto: Adobe Stock
Ciencia LR

Tomar fotografías de un exoplaneta, así como lo hacemos con los planetas del sistema solar, es un desafío muy complejo para los telescopios actuales debido a la gran lejanía de estos cuerpos, expresada en años luz de distancia.

La dificultad es la misma incluso para el exoplaneta más cercano a la Tierra: Próxima Centauri b, una supertierra que reside en la zona habitable de la estrella Próxima Centauri, el astro más cercano al Sol (4 años luz).

Sin embargo, en un estudio de 2020, los astrofísicos Viktor Toth y Slava G. Turyshev, propusieron una técnica que haría posible las primeras imágenes detalladas de un exoplaneta. ¿Cómo? Con una lente gravitacional solar, una especie de lupa gigante en el espacio.

¿Qué es una lente gravitacional solar?

Los lentes gravitacionales son efectos que se producen cuando un cuerpo muy masivo distorsiona la luz de un objeto muy distante en el espacio-tiempo. Este fenómeno fue predicho por el físico alemán Albert Einstein en su teoría general de la relatividad.

Ilustración de lentes gravitacionales. Foto: NASA / ESA / L. Calçada

En la práctica, esto ocasiona que el cuerpo lejano se vea amplificado desde nuestra ubicación, como si los viésemos a través de una lupa. Desde la Tierra, hemos encontrado este fenómeno tanto alrededor de estrellas como cúmulos de galaxias.

Entonces, si una lente gravitacional es posible con cualquier cuerpo de gran masa en el cosmos, ¿por qué no utilizar al Sol, el cuerpo más masivo de nuestro vecindario? Esa es la lente gravitacional solar (SGL), la propuesta de Toth y Turyshev.

En teoría, se podría utilizar este método para observar exoplanetas desde nuestro vecindario estelar, sin embargo, antes deberíamos cumplir unos requisitos, un poco complicados.

¿Cómo sería posible?

Para utilizar al Sol como una lente gravitacional, primero debemos ubicarnos en su región focal, que empieza a 550 unidades astronómicas (cada UA, equivale a 150 millones de kilómetros, la distancia que separa a la Tierra del astro rey).

Para utilizar al Sol como una lente gravitacional deberíamos alejarnos a 550 unidades astronómicas del astro. Foto: Toth y Turyshev

Dicha distancia no es nada cercana: es cuatro veces mayor al recorrido hecho por la Voyager 1, la nave más lejana a la Tierra, que en 2020 pasó las 120 UA.

Pero hay un detalle más complicado: si queremos ver nuestra Tierra en un solo píxel, necesitaríamos enviar un telescopio gigantesco de aproximadamente 90 kilómetros de diámetro, dijo Turyshev, quien es físico del Centro de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en una entrevista de Universe Today.

Según los astrónomos, así se vería la Tierra desde una distancia similar a la que se ubica Proxima Centauri b usando una lente gravitacional solar. Foto: Toth, VT y Turyshev, SG

Tomando en cuenta ello, posiblemente nadie que esté vivo hoy verá la fotografía de un exoplaneta; sin embargo, según ambos autores del estudio, no es una idea que debería descartarse, especialmente cuando entramos a una nueva era de exploración espacial.

De ese modo, podríamos saber si planetas muy lejanos como Próxima Centauri b son habitables, tal como sugieren los datos sobre su atmósfera.

“En los próximos 10 a 15 años descubriremos miles de nuevos exoplanetas utilizando métodos indirectos (espectroscopia de tránsito, velocidad radial, astrometría, microlente, etc.). Una vez que tengamos un conjunto de objetivos emocionantes, SGL nos ayudará a estudiarlos. Podríamos lanzar una misión hacia la región focal del SGL para un objetivo en particular y estudiar este objetivo o sistema objetivo preseleccionado”, sostuvo Turyshev ante Universe Today.