Ciencia

El ‘super olfato’ de las langostas puede detectar el cáncer

Según un estudio, estos insectos distinguen las células cancerosas de las células sanas en el aliento de las personas. Para el futuro, se espera replicar esta capacidad en dispositivos médicos.

Las langostas son expertas en diferenciar las células humanas sanas de las células cancerosas utilizando su sentido del olfato. Foto: Arif Ali / AFP
Las langostas son expertas en diferenciar las células humanas sanas de las células cancerosas utilizando su sentido del olfato. Foto: Arif Ali / AFP
Ciencia LR

Un equipo de científicos de Estados Unidos ha descubierto que las langostas pueden distinguir con su olfato las células cancerosas de las células sanas en un estudio sobre el cáncer de boca, publicado en la plataforma bioRxiv.

Este descubrimiento podría servir para crear dispositivos médicos que detecten con anticipación la enfermedad del cáncer para así mejorar la posibilidad de recuperación.

“La detección temprana del cáncer es muy importante, y debemos usar todas las herramientas posibles para llegar allí, ya sea que esté diseñada o proporcionada por millones de años de selección natural”, señaló el microbiólogo Christopher Contag en un comunicado de la Universidad Estatal de Michigan.

El super olfato de las langostas

Los científicos saben que el cáncer interfiere con los procesos metabólicos de las células y modifica los compuestos orgánicos vólatiles (COV) que exhalamos por la boca y que se pueden oler en el aliento.

Para registrar dichos cambios, los investigadores ‘hackearon’ el cerebro de los insectos, que son animales con un sentido del olfato muy confiable, sensible y rápido. Lo lograron colocándoles electrodos que miden las respuestas de las langostas a las muestras de gas de diferentes células.

El equipo de científicos de la Universidad Estatal de Michigan (EE. UU.) posa con una langosta en un frasco. Foto: Derrick L. Turner

“Esperábamos que las células cancerosas parecieran diferentes a las células normales. Pero cuando los microbios pudieron distinguir tres cánceres diferentes entre sí, fue sorprendente”, señaló Contag.

Si bien el estudio se limitó a los cánceres de boca, los investigadores creen que este método podría detectar otros tipos de cáncer por sus diferentes firmas de COV en el aliento.

En el futuro, los científicos buscan desarrollar narices biónicas que puedan oler el cáncer en nuestro aliento.

“Teóricamente, podría respirar a través de un dispositivo, y podría detectar y diferenciar múltiples tipos de cáncer e incluso en qué etapa se encuentra la enfermedad”, dice el ingeniero biomédico Debajit Saha.