Ciencia

Encuentran cristales nunca antes vistos en restos de meteorito

Equipo de científicos halló estas rarezas tras estudiar un fragmento del asteroide que explotó sobre Rusia en 2013.

Uno de los cristales encontrados, en primer plano. Foto: Taskaev et al.
Uno de los cristales encontrados, en primer plano. Foto: Taskaev et al.
Ciencia LR

Un grupo de investigadores ha descubierto cristales nunca antes vistos, los cuales se escondían en diminutos y perfectamente conservados trozos de meteorito. La roca espacial a la que pertenecen estos fragmentos explotó hace nueve años sobre Chelyabinsk, Rusia, antes de impactar en la superficie.

Como parte de un nuevo estudio, los científicos recogieron algunos restos, del tamaño de motas de polvo, que habían quedado atrapados en la nieve y los analizaron con un microscopio estándar.

Al principio, un extraño cristal fue detectado por casualidad, ya que aparecía justo en el centro del campo de visión del ocular. Luego, usaron microscopios electrónicos más potentes, con lo que lograron hallar muchos más tipos de cristales, todos desconocidos.

Según los autores del estudio, publicado en The European Physical Journal Plus, los nuevos cristales tienen dos formas distintas: conchas cuasi esféricas y varillas hexagonales.

Primer plano de cristal y tamaño real bajo el microscopio electrónico. Foto: Taskaev et al.

Más adelante, un análisis con rayos X mostró que los cristales estaban hechos de capas de grafito (una estructura de carbono compuesta por láminas superpuestas de átomos, comúnmente utilizadas en lápices), dispuestas alrededor de una estructura central.

De acuerdo con los investigadores, estas estructuras podrían ser el buckminsterfullereno (C60), una esfera en forma de jaula compuesta por átomos de carbono, o el polihexaciclooctadecano (C18H12), una molécula hecha de carbono e hidrógeno.

Asimismo, proponen que los cristales se formaron en las condiciones de alta presión y temperatura generadas por la ruptura del meteorito, aunque se desconoce el mecanismo exacto de este proceso.

En tanto, planean buscar más restos de meteoritos provenientes de otras rocas espaciales para determinar si estos cristales se producen en cualquier evento meteórico o son exclusivos de la explosión de Chleyabinsk en 2013.