Ciencia

¿Acaso hemos encontrado los primeros tallos de plantas en Marte?

¿Plantas petrificadas? El róver Curiosity de la NASA ha fotografiado 2 inusuales estructuras que permanecen torcidas sin caerse.

Imagen a color de la 'planta' encontrada en Marte, exactamente el cráter de Gale. Foto: NASA/ JPL-Caltech/ MSSS
Imagen a color de la 'planta' encontrada en Marte, exactamente el cráter de Gale. Foto: NASA/ JPL-Caltech/ MSSS
Ciencia LR

Descubrir rastros de vida en Marte es uno de los principales objetivos de las misiones científicas en el planeta rojo, incluida la del róver Curiosity de la NASA. Ahora, una de sus recientes imágenes muestra unas estructuras altas y delgadas, similar a tallos de plantas, que parecen crecer sobre el cráter de Gale.

Según la NASA, la fotografía fue tomada el último 15 de mayo por el instrumento Mast Camera (Mastcam), ubicado en el mástil del móvil de seis ruedas. El hallazgo de este peculiar objeto ocurrió durante su día marciano número 3474.

Imagen sin procesar de la 'planta marciana' tomada por el róver Curiosity. Foto: NASA/ JPL-Caltech/ MSSS

La agencia espacial estadounidense y el instituto SETI, orientada a la búsqueda de inteligencia extraterrestre, compartieron la imagen del Curiosity como una de las postales destacadas del mes pasado. Sin embargo, sus expertos explicaron que no se tratan de plantas, sino de una formación geológica conocida como hoodoo.

Los hoodoos, también llamados chimeneas de hadas en español, son una especie de columnas naturales de roca que se forman durante miles de millones de años a causa de la erosión. Sus tamaños pueden oscilar entre la estatura de un ser humano y un edificio de 10 pisos.

Las torres de roca se forman porque una capa delgada de roca dura yace sobre una capa gruesa de roca blanda. Dicha posición permite que las rocas más resistentes a la erosión protejan a las más frágiles.

En la Tierra, los hoodoos son comunes en áreas secas y cálidas, como lo son los cañones de Utah (en Estados Unidos) o los valles de Capadocia (Turquía). Por ese motivo, los científicos no se sorprenden de que un proceso erosivo también ocurra en Marte, principalmente a causa de los vientos marcianos.

En el Valle del Amor de Capadocia, en Turquía, se pueden observar una gran serie de hoodoos. Foto: Wikimedia Commons

“Los más probable es que los picos sean rellenos cementados de fracturas antiguas en una roca sedimentaria”, escribió el instituto SETI en una publicación en Twitter.

Asimismo, los dos hoodoos marcianos, que tienen la característica de estar torcidos, no se desmoronan debido a que son lo suficientemente sólidos para aguantar la gravedad de la superficie de Marte, que es casi un tercio de la experimentada en la Tierra.

Tampoco es la primera vez que el Curiosity, que en agosto cumplirá una década recorriendo Marte, encuentra rocas que son confundidas con una planta.

En febrero de este año, el móvil marciano registró una roca con apariencia de flor que habría sido ‘tallada’ durante milenios por los vientos del planeta rojo, explicó el ingeniero de software Kevin M. Gill.