Aplicar dosis de refuerzo frecuentes podría estresar el sistema inmune, advierte la EMA

Países como Israel y Chile han empezado a aplicar una cuarta dosis a su población, algo que según la Agencia Europea del Medicamento (EMA) podría ser contraporducente.

En el mundo, algunos países ya están visualizando colocar una cuarta dosis de refuerzo. Foto: Rodrigo Talavera/La República.
En el mundo, algunos países ya están visualizando colocar una cuarta dosis de refuerzo. Foto: Rodrigo Talavera/La República.
Ciencia LR

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) advirtió este martes 11 de enero que aplicar dosis de refuerzo contra la COVID-19 a la población de forma frecuente puede resultar contraproducente. En una rueda de prensa, el responsable de la entidad, Marco Cavaleri, aseguró que este método podría terminar sobrecargando al sistema inmune.

En ese sentido, instó a pensar en una estrategia de vacunación a largo plazo porque no se pueden “dar dosis de refuerzo cada tres o cuatro meses” en el futuro, aseveró.

PUEDES VER: ¿Casos de variante ‘deltacron’? Podrían ser solo muestras contaminadas

De acuerdo con Cavaleri, los datos de la efectividad en el mundo real sugieren que las personas con dosis de refuerzo (tercera dosis, o segunda en el caso de Janssen) están “mejor protegidas que aquellas que solo recibieron su pauta primaria”. Dos dosis ofrecen “hasta un 70 % de protección contra la hospitalización” con ómicron, según datos de Sudáfrica, lo que asciende hasta el 90 % tras el refuerzo.

No obstante, subrayó que no hay datos suficientes para hablar ya de una posible cuarta dosis.

“Claro que no podemos dar dosis de refuerzo de forma continua cada tres o cuatro meses (...) Terminaremos probablemente teniendo problemas con la respuesta inmune, que no será tan buena como quisiéramos. Así que deberíamos tener cuidado con no sobrecargar el sistema inmunológico con la inmunización repetida”, resumió.

Además, consideró que “hay riesgo de cansancio en la población” con la administración continua de refuerzos.

PUEDES VER: Los perros también ríen y podemos diferenciar su sonido

Si no quedara otra opción desde un punto de vista epidemiológico, “se puede hacer una o dos veces, pero no es algo que podamos pensar que deba repetirse constantemente y sería mucho mejor empezar a pensar en una administración de refuerzos más espaciada en el tiempo”, como ya ocurre con la gripe en otoño.

La EMA está evaluando una solicitud de Pfizer para extender su licencia de dosis de refuerzo a adolescentes de 16 y 17 años, y se espera que la farmacéutica presente una petición similar para niños de 12 a 15 años.

Con información de EFE.