‘Hongo negro’, la infección mortal que mutila a pacientes COVID-19 en India

Ciencia LR

El hongo mucor se encuentra en el medio ambiente. Foto: imagen ilustrativa / BBC
El hongo mucor se encuentra en el medio ambiente. Foto: imagen ilustrativa / BBC

Esta rara y agresiva enfermedad afecta a la nariz, los ojos y, a veces, al cerebro. Para evitar la propagación en los infectados, puede recurrirse a la mutilación.

La mucormicosis, más conocida como ‘hongo negro’ por los médicos en India, ha presentado un incremento de casos en las últimas semanas en el país asiático. Según informes del Gobierno estatal, se ha constatado un aumento principalmente en los pacientes recuperados de COVID-19 y en los que están siendo tratados por esta enfermedad.

Atul Gogia, especialista en diabetes del Hospital Sir Ganga Ram de Nueva Dehli, indicó a The Independent que en 2020 las cifras por ‘hongo negro’ se incrementaron porque las infecciones por COVID-19 se fueron al alza. Muchos pacientes perdieron la vista y tuvieron que ser mutilados en la nariz y el hueso de la mandíbula para evitar la propagación del hongo, contó.

Ahora, cuando India se encuentra en un momento crítico de la pandemia, nuevamente la mucormicosis ha vuelto a ser un problema para el país.

“Es muy grave, tiene una alta mortalidad y se necesita cirugía y muchos medicamentos para superarlo una vez que se afianza”, dijo el profesor Peter Collignon, miembro del comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Qué es la mucormicosis?

La mucormicosis es una infección fúngica muy rara, pero mortal. Es provocada por un moho llamado mucor que se encuentra en el medio ambiente, por lo general, en el suelo, las frutas, las plantas y las verduras en descomposición.

Consultado por la BBC, el Dr. Akshay Nair, cirujano oftalmológico con sede en Mumbai, detalla que incluso puede detectarse en la nariz y el moco de personas sanas.

La mucormicosis afecta a los senos nasales, el cerebro y los pulmones. Para las personas inmunodeprimidas puede ser mortal, como los pacientes con cáncer o portadores del VIH, así como diabéticos.

Vulnerabilidad en pacientes COVID-19

En realidad, la infección por ‘hongo negro’ suele ser muy rara. Sin embargo, los médicos creen que la pandemia está creando condiciones para que esta enfermedad se afiance, dado que el sistema inmunológico de las personas se está viendo comprometido por el virus.

“Ahora damos muchos esteroides en dosis altas a las personas con COVID-19 si terminan en cuidados intensivos, ya que los esteroides ayudan a tratar la inflamación, pero desafortunadamente los esteroides también inhiben su sistema inmunológico”, precisa Collignon.

Por su parte, el Dr. Nair, que trabaja en tres hospitales en Mumbai, relata haber visto a unos 40 pacientes con la infección por hongos en abril. Muchos eran diabéticos recuperados de coronavirus. Once tuvieron que someterse a una extirpación quirúrgica de un ojo.

Síntomas de la mucormicosis

Los pacientes con infección por ‘hongo negro’ suelen presentar congestión y sangrado por la nariz, dolor y enrojecimiento alrededor de los ojos, fiebre, dolor de cabeza, tos, vómito con sangre, dolor a un lado de la cara y en los senos nasales, decoloración negruzca en la nariz, dolor de dientes y visión dolorosa y borrosa.

Los médicos advierten que la mayoría de pacientes llegan tarde a consulta, cuando la vista está muy comprometida, por lo que deben extirpar quirúrgicamente el ojo para evitar que la infección llegue al cerebro.

“Tienes que entrar y cortar todo el material fúngico. Esa cirugía puede realizarse en lugares muy delicados como la base de su cerebro”, afirma Collignon.