Avanza vacuna universal de larga duración contra la influenza

Ciencia LR

larepublica_pe

31 Ene 2021 | 20:32 h
La Republica
La vacunas actuales contra la influenza se dirigen a una parte del virus que muta con mucha rapidez, por lo que deben ser rediseñadas cada año. Foto: AFP

La vacuna contra la influenza debe ser rediseñada anualmente debido a que aparecen nuevas cepas. Según la OMS, este virus provoca la muerte de hasta 650.000 personas por año.

El mundo está cada vez más cerca de obtener una vacuna universal y de larga duración contra la influenza. Un equipo de científicos de la Escuela Icahn de Medicina en Mount Sinai (Estados Unidos) completó con éxito el primer ensayo clínico en humanos de este prometedor fármaco, cuyo fin es inducir respuestas inmunes frente a un amplio conjunto de cepas del virus.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que la influenza provoca la muerte de unas 650.000 personas al año, por lo que el avance de dicha vacuna universal significa un paso importante para la ciencia y la salud.

Publicado en la revista Nature Medicine, el reporte de la primera fase de pruebas clínicas explica que la vacuna generó una fuerte respuesta inmune en 65 participantes. Además, se encontró que esta mantuvo una duración de, por lo menos, un año y medio.

Florian Krammer, profesor de Microbiología en la citada escuela y autor del estudio, indicó que las vacunas desarrolladas hasta el momento se dirigen a atacar la cabeza de la proteína hemaglutinina (HA), que recubre al virus de la influenza y lo ayuda a unirse a los receptores de las célula humana. El problema es que esta parte de la proteína muta con mucha rapidez y logra evadir las inmunizaciones, dando lugar a nuevas cepas de influenza. En vista de ello, cada año se debe rediseñar vacunas para atacar específicamente a las cepas que van apareciendo.

“Desafortunadamente, el virus puede escapar de la neutralización mutando esta parte de la hemaglutinina a través de un proceso conocido como deriva antigénica”, detalló Peter Palese, profesor de microbiología y presidente del Departamento de Microbiología de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, y coautor del estudio.

Con la actual vacuna en desarrollo se busca corregir esa incertidumbre. El proyecto apunta ya no a la cabeza de la proteína HA, sino al tallo, que muta mucho menos. De esta manera, la vacuna podría ser universal y efectiva contra cualquier cepa.

“Una vacuna contra el virus de la influenza que resulte en una inmunidad amplia probablemente protegería contra cualquier subtipo o cepa de virus de gripe emergente y mejoraría significativamente nuestra preparación para una pandemia”, dijo Krammer.