Científicos anuncian el descubrimiento de 20 nuevas especies en los Andes de Bolivia

Ciencia LR

larepublica_pe

28 Dic 2020 | 16:14 h
Culebra conocida como Bandera boliviana, descubierta en el Valle del Zongo. Otra de las apariciones fue la rana Liliputiense, una de las más pequeñas del mundo. Foto: AFP
Culebra conocida como Bandera boliviana, descubierta en el Valle del Zongo. Otra de las apariciones fue la rana Liliputiense, una de las más pequeñas del mundo. Foto: AFP

Conocido como el corazón de Bolivia, el Valle de Zongo esconde secretos hasta ahora desconocidos en el mundo. Algunas de estas especies se creían ya extintas.

Una expedición científica descubrió en los Andes de Bolivia 20 especies nuevas de flora y fauna, incluidas una serpiente, una víbora y una rana; y redescubrió otras cuatro especies que se creían extintas, informó la organización Conservación Internacional (CI).

La CI explicó que los hallazgos se registraron en la región de Zongo, a unos 70 kilómetros al norte de La Paz, capital de Bolivia, conocida por ser la cuenca que suministra agua para la ciudad y donde se encuentran unas plantas hidroeléctricas.

Los hallazgos, revelados en una investigación publicada recientemente, se concretaron gracias a una expedición de 14 días en marzo de 2017, codirigida por Trond Larsen del citado grupo ambiental.

“Los ruidos que escuchas provienen de la naturaleza, todo tipo de insectos, ranas y pájaros, sonidos maravillosos y cascadas de cascadas. Todo está cubierto de gruesas capas de musgo, orquídeas y helechos”, dijo Larsen en diálogo con CNN.

Ubicado cerca de la capital boliviana de La Paz, el Valle de Zongo es conocido como el ‘corazón’ de la región. En lo alto de las montañas escarpadas hay una variedad de hábitats bien conservados que prosperan con una exuberante biodiversidad.

“No esperábamos encontrar tantas especies nuevas y redescubrir especies que se creía extintas”, agregó el investigador.

Entre las especies nuevas están “la víbora Yope de montaña, la serpiente Bandera boliviana, la rana Liliputiense, cuatro especies de orquídeas y cuatro de mariposas” y entre las redescubiertas están “la rana Ojos de diablo, que se creía extinta y no se la había visto por más de dos décadas, y una mariposa Satirido, vista después de casi un siglo”.

Especies descubiertas en el Zongo, Bolivia

Según reportó DW, una noche mientras armaban sus carpas, los biólogos escucharon el ‘canto’ distinto de una rana que no podían divisar, pero que lograron ver al mover un poco las hojas y el musgo del lugar, narró el biólogo alemán Steffen Reichle.

Esa era la rana Liliputiense (Noblella), la cual mide aproximadamente 10 mm de longitud, lo que puede significar que sea el anfibio más pequeño de los Andes y uno de los más pequeños del mundo. Debido a su diminuto tamaño y sus hábitos de vivir en túneles bajo las gruesas capas de musgo y humus en el bosque nuboso, fue difícil encontrarla antes.

Otro de los importantes hallazgos fue el de la víbora Yope de Montaña (Bothrops monsignifer), una nueva especie venenosa que utiliza sus fosas termosensibles, ubicadas en su cabeza, para detectar a sus presas.

De acuerdo al equipo de biólogos, es muy raro descubrir nuevas especies de víboras y, probablemente, se hallan tan solo una o dos clases cada década en las Américas.

Una maravilla en el corazón de Bolivia

Conservación Internacional estima que algunos de estos animales no se encuentran en ningún otro lugar del mundo, pues gran parte de la vida silvestre de la región tiene que adaptarse a los efectos del cambio climático.

Según Trond Larsen, muchas de estas especies se están trasladando a terrenos más altos en busca de condiciones más frescas, viajando a través de bosques que conducen a las montañas.

“A menos que mantenga intactos esos corredores del bosque, esos animales y plantas no tendrán forma de moverse ni de adaptarse a esas condiciones cambiantes. Es por eso que proteger lugares como el Zongo es tan esencial frente al cambio climático”, explicó.

Puede conocer más detalles sobre la investigación en el siguiente enlace.