Conviviendo con el cosmos: los 20 años de la ‘colonia humana’ en la Estación Espacial Internacional [VIDEOS]

Bruno Cueva V.

bruno.cueva@glr.pe larepublica_pe

02 Nov 2020 | 20:28 h
Más de 200 personas han ocupado la Estación Espacial Internacional en 20 años. Foto: NASA
Más de 200 personas han ocupado la Estación Espacial Internacional en 20 años. Foto: NASA

El 2 de noviembre del 2000 la humanidad decidió tripular de forma permanente una megaestructura que orbita la Tierra, el primer puente hacia los pasajes más recónditos del universo.

Era 1984. El 40.° presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, anunciaba que la administración de su gobierno iba a desarrollar una estación espacial permanente. El acercarnos a las fronteras del espacio, entonces, se alejaría de las ideas fantásticas y pasaría a ser una realidad; la atmósfera terrestre ya no ocultaría las luces de los astros, reinventaríamos nuestra capacidad de maravillarnos.

Sin embargo, los capítulos de esta hazaña pudieron recibir una estocada por la falta de presupuesto y los cambios para rediseñar la nave. Por fortuna, se sumaron a la NASA los miembros de la Agencia Espacial Canadiense (CSA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y el agencia japonesa JAXA.

La Agencia Espacial Rusa, también conocida como Roscosmos, apoyó más adelante en la inauguración de la Estación Espacial Internacional (ISS) tras el término de la Guerra Fría entre los Estados Unidos y la Unión Soviética (1947-1991).

El cese de espionaje mutuo y enfrentamientos políticos trajo consigo la inauguración de la estructura en 1998: el módulo espacial central Zarya, bloque de carga, se había fusionado con el Módulo Unity de la NASA. Además, en dos años, el componente Zvezda, sistema funcional de soporte de vida, fue acoplado el 26 de julio. Así, la incompatibilidad de ambas naciones llegaba a su fin.

Lazy loaded component

El 2 de noviembre del año 2000, los astronautas Bill Shepherd (Comandante-Estados Unidos), Yuri Gidzenko (Ingeniero de vuelo-Rusia) y Sergei Krikalev (Piloto-Rusia) adoptaron a la nave espacial como su segundo hogar. Han pasado 20 años desde ese instante histórico. Ellos ni sospechaban que la aventura recién iniciaba.

En palabras de Laura Forzcyk, directora de la consultora espacial Astralytical, lo mejor que ha hecho la ISS es unir a la comunidad especializada de 19 países, “lo que se había hecho en grado limitado”, según la BBC.

“Los países y los participantes de la EEI son hermanos, son humanos. Están orbitando la Tierra y dándose cuenta de que es un solo planeta”, añadió.

Astronautas de la expedición 1 del 2000. Al centro, Shepherd; a la izquierda, Krikalev; y a la derecha Gidzenko | Foto: NASA

La ESA, por su parte, ha publicado un sentido homenaje mediante un material audiovisual que dura un minuto. Notas de una música clásica acompañan a las imágenes de los equipos de astronautas que han participado en el proyecto a través de los años. Se les puede ver consumiendo bebidas especiales, cantando a flor de piel, flotando con microgravedad, dándose la mano, arreglando compartimientos exteriores, probando audios y manteniendo una actitud entusiasta.

En total, 18 colaboradores de la Agencia Espacial Europea con oficinas en Francia trabajaron adentro. El ingeniero aeroespacial Thomas Pesquet se volverá el primer ciudadano del Viejo Continente en abordar una nave espacial SpaceX Crew Dragon, de la empresa del magnate Elon Musk, en 2021. Mencionó estar “encantado” con la idea por esta oportunidad de integrar el segundo vuelo operativo.

La misión se llama Alpha. Eligieron el nombre en un concurso de la ESA con al menos 27.000 participantes. 47 de ellos votaron por hacer referencia a Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano, a unos 4,37 años luz de distancia.

Lazy loaded component

Los métodos de adaptabilidad de la Estación Espacial Internacional ayudaron a conocer la biología humana en mayor proporción. El impacto psicológico, las actividades fisiológicas, la atrofia muscular al perder movimiento y el cambio repentino en el estilo de vida siguen siendo estudiados; servirán para adecuarnos a viajes más exigentes.

Si queremos ir lejos —por ejemplo, explorar Marte, merodear el cinturón de asteroides o aterrizar en un satélite de Júpiter—, el esfuerzo se debe medir por el tamaño del reto. Aún faltan afrontar otras etapas rigurosas: mejorar la resistencia de las sondas, probar nuevos propulsores de velocidad u optimizar el tiempo en los ensayos previos a abandonar la Tierra.

La ISS, a lo largo de estas dos décadas, ha conseguido crear un banco de millones de fotos. En ellas, los astronautas entienden los efectos del cambio climático. De igual modo, observan las áreas deforestadas, los fenómenos meteorológicos, el estado de la Amazonía, incluso el derretimiento de los polos. Sin dudas, allá arriba existe una ‘cartografía’ exacta de lo que el hombre marchita; así como la ferocidad de la naturaleza.

Algunos científicos ven la labor de la Estación Espacial Internacional bajo otra perspectiva. La NASA declaró que había invertido $ 75.000 millones en construir esta nave. Proyectaron que, en este año, dichos gastos ascenderían a los $ 100.000 millones.

En el medio de noticias británico The Guardian, Martin Rees, astrónomo real de Reino Unido, dejó entrever que el rendimiento científico no guarda correspondencia con la cantidad de dinero puesto sobre la mesa. Para él, solo “hemos aprendido un poco sobre cómo reacciona el cuerpo al pasar largos períodos en el espacio, y hemos desarrollado algunos cristales de proteínas en gravedad cero”.

Ante el avance de la robótica y la miniaturización, el profesor de la Universidad de Cambridge considera que llevar humanos al espacio es innecesario.

Steve Weinberg, premio Nobel de Física en 1979, en esa misma línea, expresó: “Hubiera podido ponerse en órbita (la ISS) por un monto mucho más bajo con una misión no tripulada”.

La asociación costo-resultado es relativa y siempre habrá quien esté a favor y en contra. Diversos especialistas estudian desde el espacio cómo la microgravedad estabiliza el ambiente en favor de tratamientos contra el cáncer, el alzheimer o comorbilidades. No todo se trata de anunciar descubrimientos a la primera hora del día, sino de sopesar la trascendencia de las labores, sin sesgos marcados.

Estación Espacial Internacional: 20 años de ciencia, 20 avances logrados

La cuenta del twitter oficial de la Estación Espacial Internacional (@ISS_Research) publicó un hilo de 22 post para “conmemorar 20 años de ciencia". "Explore 20 avances que hemos logrado como resultado de la ciencia de la estación espacial”, se lee.

Video Recomendado

Lazy loaded component