Solar Orbiter: nave llega al Sol y se prepara para mostrar “una visión única” de nuestra estrella

15 Jun 2020 | 11:30 h
Simulación de la Solar Orbiter acercándose al Sol. Imagen: NASA
Simulación de la Solar Orbiter acercándose al Sol. Imagen: NASA

La sonda exploradora exploradora prevé desplegar hasta seis telescopios. Su objetivo: tomar las fotos más cercanas jamás logradas.

Solar Orbiter, la misión de exploración del Sol de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA, realizó el lunes 15 de junio su primer acercamiento a la estrella, llegando a 77 millones de kilómetros de su superficie.

En la semana posterior a este primer perihelio (punto más cercano de la órbita de un cuerpo alrededor del Sol), los científicos de la misión probarán los diez instrumentos científicos de la nave espacial, incluidos los seis telescopios a bordo, que se utilizarán de manera simultánea para obtener imágenes de un primer plano del Sol por primera vez.

PUEDES VER: Nave New Horizons de la NASA envía las primeras imágenes de “un cielo alienígena”

La sonda fue lanzada el 10 de febrero de este año y ahora inicia su fase crucero, en la cual seguirá una órbita alrededor de la estrella para acercarse incluso más que el planeta Mercurio.

El Solar Orbiter fue lanzado desde Cabo Cañaveral (Florida). Captura de video: NASA

Según el científico del proyecto Solar Orbiter de la ESA, Daniel Müller, las imágenes, que se tomarán a mediados de julio, serán las fotos más cercanas del Sol jamás realizadas.

“Nunca hemos tomado fotos del Sol desde una distancia más cercana que esta —explica Daniel—. Ha habido primeros planos de mayor resolución, por ejemplo, tomados por el telescopio solar Daniel K. Inouye de cuatro metros en Hawai a principios de este año. Pero desde la Tierra, con la atmósfera entre el telescopio y el Sol, solo se puede ver una pequeña parte del espectro solar visible desde el espacio”.

PUEDES VER: Astronauta de la NASA recomienda a los terraplanistas a regresar a la escuela de primaria

Si bien la sonda solar Parker de la NASA, lanzada en 2018, se acerca más al Sol, no lleva telescopios capaces de ‘mirar’ directamente al Sol.

Superficie del Sol captada por el telescopio Daniel K. Inouye. Crédito: NSF

“Nuestros telescopios de imágenes ultravioleta tienen la misma resolución espacial que los del Observatorio Solar Dinámico (SDO) de la NASA, que toma imágenes de alta resolución del Sol desde una órbita cercana a la Tierra. Debido a que actualmente estamos a la mitad de la distancia del Sol, nuestras imágenes tienen el doble de resolución de SDO durante este perihelio”, asegura Daniel.

“Por primera vez, podremos juntar las imágenes de todos nuestros telescopios y ver cómo toman datos complementarios de las diversas partes del Sol, incluida la superficie, la atmósfera exterior o corona y la heliosfera más amplia que lo rodea”, dice Daniel.

PUEDES VER: El Sol despierta: detectan que nuestra estrella ha vuelto a ‘encenderse’

Los científicos también analizarán datos de los cuatro instrumentos ‘in situ’ que miden las propiedades del entorno alrededor de la nave espacial, como el campo magnético y las partículas que forman el viento solar.

Lazy loaded component

“Esta es la primera vez que nuestros instrumentos ‘in situ’ operan a una distancia tan cercana al Sol, lo que nos proporciona una visión única de la estructura y composición del viento solar”, dice por su parte Yannis Zouganelis, científico adjunto del proyecto del Solar Orbiter de la ESA. “Para los instrumentos ‘in situ', esto no es solo una prueba, esperamos resultados nuevos y emocionantes”.

La nave espacial está actualmente a 134 millones de kilómetros de la Tierra y tomará alrededor de una semana para que todas las imágenes del perihelio se descarguen a través de la antena de espacio profundo de la ESA, situada en la Argentina.

PUEDES VER: Solsticio de Invierno 2020: ¿cuándo y por qué se produce este fenómeno?

“Tenemos una ventana de descarga de nueve horas todos los días, pero ya estamos muy lejos de la Tierra, por lo que la velocidad de datos es mucho más baja que en las primeras semanas de la misión cuando todavía estábamos muy cerca de la Tierra”, añadió Daniel.

En las fases posteriores de la misión, apuntó el experto, “ocasionalmente tomará varios meses descargar todos los datos porque Solar Orbiter realmente es una misión en el espacio profundo”.

A diferencia de las misiones cercanas a la Tierra, podemos almacenar una gran cantidad de datos a bordo y descargarlos cuando estamos más cerca de casa nuevamente y la conexión de datos es mucho mejor”, dijo.

Con información de Europa Press.

Video Recomendado