Científicos descubren un fragmento de proteína idénticamente humano en la COVID-19

Los investigadores sugieren que el SARS-CoV-2 pudo haber evolucionado específicamente para imitar el sustrato de una enzima humana.

Foto: Fusion Medical Animation
Foto: Fusion Medical Animation
Mundo LR

Un equipo de científicos de Estados Unidos y la India han descubierto que el virus del SARS-CoV-2 contiene una inserción idéntica a una secuencia de una proteína humana, la cual se encarga de la regulación del equilibrio de líquidos en el cuerpo.

El estudio, publicado en la revista científica eLife, ha sido dirigido por el director científico Venky Soundararajan junto a los investigadores de la compañía de inteligencia artificial nference Praveen Anand, Arjun Puranik, Murali Aravamudan y AJ Venkatakrishnan.

PUEDES VER: Científicos chinos prueban medicamento que podría detener la pandemia “sin vacuna”

Ellos emprendieron la búsqueda de secuencias de aminoácidos en las proteínas del SARS-CoV-2 que parecían sorprendentes o inusuales. En específico, analizaron el fragmento S1/S2, que descubrieron que sido desarrollado exclusivamente por el virus de la COVID-19.

Este sitio de escisión es el responsable de la penetración del patógeno a las células humanas y según el estudio, “resulta en una imitación sorprendente de un péptido escindible con FURIN idéntico en la subunidad alfa del canal de sodio epitelial humano”.

Para ello, utilizaron la base de datos de patógenos de virus ViPR para analizar la expresión génica del canal de sodio, que desempeña un papel clave en el manejo del equilibrio de sal y líquido en diversas partes del cuerpo, y otros genes humanos involucrados en las infecciones por COVID-19.

PUEDES VER: “¡Ahora soy inmune!”: Científico alemán asegura haber creado una vacuna contra COVID-19

“Sorprendentemente, el examen de más de 10 millones de péptidos de 20.350 proteínas humanas canónicas de UniProtKB muestra que el péptido de interés (RRARSVAS) está presente exclusivamente en ENaC-ɑ humano”, detalla el informe.

De acuerdo a los investigadores, estos hallazgos sugieren que el virus puede haber evolucionado específicamente para imitar un sustrato de proteasa humana. “La imitación de un péptido huésped escindible central para la función pulmonar, renal y cardiovascular proporciona una nueva perspectiva a la evolución del SARS-CoV-2 como la primera pandemia de coronavirus”, concluyeron.