Evalúan levantar estado de emergencia en Apurímac

Diálogo por Las Bambas. Ministro del Interior condicionó la aceptación del pedido de las autoridades apurimeñas a la suspensión de la huelga, a no bloquear las carreteras, a no invadir el campamento minero de Las Bambas, y a mantener la paz social.

6 Oct 2015 | 23:30 h

En el distrito de Coyllurqui, de la provincia apurimeña de Cotabambas, la Comisión de Alto Nivel del Ejecutivo instaló la mesa de diálogo para resolver el conflicto por la mina Las Bambas, que hasta ahora ha dejado tres campesinos muertos y dos policías heridos. 
Los primeros acuerdos a que llegaron el gobierno y las autoridades apurimeñas fueron: la ejecución de talleres informativos sobre la modificación del Estudio de Impacto Ambiental, evaluar la suspensión del estado emergencia previa anulación de huelga, apoyo para deudos de difuntos y atención a heridos.
 
Las conversaciones empezaron en ausencia de los dirigentes de las provincias de Grau y Cotabambas que promovieron la huelga pidiendo la anulación de la modificación del EIA del proyecto minero de propiedad de la empresa MMG. Ellos afirman que  los cambios fueron hechos de manera inconsulta. El gobierno y la minera sostienen lo contrario.
 
El presidente del Frente Único de Defensa de los Intereses de Cotabambas, Adolfo Abarca, adelantó que podrían desconocer los acuerdos suscritos ayer. “No tiene ningún valor. No han estado ni los presidentes de los frentes de defensa ni de otros gremios. Nuestra posición la acordaremos una vez que evaluemos lo que pasó en el evento”, anotó.
 
A la cita acudieron las autoridades locales y dirigentes comunales del área de influencia del proyecto minero. Estuvieron el alcalde provincial de Cotabambas, Odilón Huanaco; del distrito de Coyllurqui, Leoncio Mendoza; de Mara, Adiel Sota; de Chalhuahuacho, Antolín Chipani; y de Haquira, Ysaac Anaya. También estuvieron el gobernador regional, Wilber Venegas, y representantes del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo.
 
Por el lado del Ejecutivo asistieron los ministros de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, y de Vivienda, Milton von Hesse. También cuatro viceministros.
 

Evaluación del EIA

La reunión empezó con una hora de retraso y cierta tensión  debido a que varios campesinos se dieron con que no estaban en la lista de invitados. Tras extensa negociación la mayoría consiguió tener un sitio en el auditorio. Los demás tuvieron que retornar a sus comunidades. Al cabo de tres horas y media de conversaciones se suscribió el acta con cuatro acuerdos.
 
Un equipo de especialistas estará a cargo de la ejecución de los talleres informativos respecto a la modificación del EIA. Empezará el 10 de octubre en Chalhuahuacho y continuará al día siguiente en Haquira. El 18 de octubre, el grupo de expertos irá a Coyllurqui, el 19 a Tambobamba y finalizará un día después en Mara. No quedó claro si los talleres servirán para anular o modificar el EIA, que es el planteamiento de una parte de dirigentes comunales.
 
En la mesa de diálogo también se explicó el Informe Técnico Sustentatorio (ITS) que modificó el EIA del proyecto minero. Desde el Ministerio de Energía y Minas insistieron en que la reubicación de las plantas de molibdeno y de filtrados de Espinar (Cusco) a Cotabambas (Apurímac) cumplió con las normas.
 
Añadieron que el estudio ambiental sí fue socializado en el área de influencia directa de Las Bambas y en la ruta del transporte de los minerales.
 
El viceministro de Minas, Guillermo Shinno, refirió que la empresa presentó en 2013 el ITS y que los posibles impactos ambientales no son sustanciales. Agregó que la planta de molibdeno solo procesará 35 toneladas cada día, lo que equivale, dijo, a solo el 1,2% de las 3 mil toneladas de cobre que saldrán de Las Bambas en los próximos 18 años.
 
Sobre el levantamiento del estado de emergencia, el presidente Ollanta Humala dijo que si hay paz en la zona no hay razón para la medida restrictiva.
 

Pérez Guadalupe llevará las propuestas del acuerdo a la PCM

Los campesinos y las autoridades exigieron que para  seguir con el diálogo debía garantizarse el levantamiento del estado de emergencia y la liberación de los comuneros Edwar Quispe Ccuno y Javier Mamani Coaquira, presos en el penal de Quencoro de Cusco por disturbios y posesión ilegal de armas.
 
El ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, anunció que propondrá a la Presidencia del Consejo de Ministros el levantamiento del estado emergencia. La condición es que suspendan la huelga, no bloqueen las vías, no invadan el campamento de Las Bambas, y mantengan la paz social.Sobre los detenidos dijo que el caso ahora está en manos del Ministerio Público. El Ministerio de Vivienda construirá viviendas para los deudos de los tres fallecidos en la protesta y serán incluidos en los programas sociales. Salud garantizará la recuperación de los heridos.

 

Te puede interesar