En diciembre se concretará el cuarto incremento de sueldos de la policía

Exclusividad. El presidente Ollanta Humala sostuvo que a partir de ese momento se prohibirá que los efectivos presten servicios a terceros con su uniforme policial. De esta manera un egresado de la policía comenzará ganando 3 mil soles.

29 Jul 2015 | 1:50 h

La inseguridad ciudadana fue uno de los últimos puntos que tocó el presidente Ollanta Humala en su último discurso al país por Fiestas Patrias, a pesar de que la encuesta de GfK, publicada el fin de semana pasado, reveló que el 63% de los peruanos consideraba que la lucha contra la delincuencia era el principal tema que el mandatario debía abordar.
 
Al respecto, el jefe del Estado comenzó afirmando que desde el inicio de su gobierno se asumió el problema como una prioridad. "Implementamos políticas públicas de corto, mediano y largo plazo, para integrar el sistema de seguridad entre la comunidad, los gobiernos locales y regionales, y fortalecer nuestra Policía Nacional", aseguró.
 
Y sin especificar en qué consistían, refirió que se plasmaron en el Plan Nacional de Seguridad Ciudadana 2013-2018, que guía la inversión realizada para contrarrestar la delincuencia en el país.

Hacia la exclusividad

Aunque la mayor parte del tiempo Humala se dedicó a exponer la ejecución presupuestal de su gestión para comprar equipos y vehículos policiales, el anuncio más importante está vinculado con las acciones orientadas a recobrar la exclusividad del servicio policial.
 
Indicó que, con ese fin, a partir del 2016 se restringirá que los efectivos utilicen su uniforme de reglamento cuando brinden servicios para el sector privado. "Luego de la entrega del cuarto tramo de este incremento que se realizará en diciembre de este año, recuperaremos progresivamente para nuestro país la exclusividad del servicio policial. Para lo cual el uniforme solo podrá ser utilizado para el cumplimiento de las funciones propias de la Policía Nacional del Perú", recalcó.
 
Más claro fue el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, quien declaró tras el mensaje, al llegar a Palacio de Gobierno. "El término 24 x 24 no es el correcto, sino lo que se llama exclusividad del servicio policial, como había antes. El policía que se dedique a ser policía", expresó, argumentando que por ello el gobierno inició la reforma salarial.
"Ya un policía no puede alquilarse con un uniforme policial. Ya no vamos a tener policías cuidando chifas o restaurantes con el uniforme", puso como ejemplo. 
 
Agregó que tampoco podría usar su arma de reglamento.
 
Pérez Guadalupe expuso que en la quinta etapa del aumento los policías que egresen de las escuelas, a los 21 años, ganarán 3 mil soles. 
 
Durante su mensaje, Humala también se detuvo a analizar los decretos legislativos sobre el sicariato, el uso de tecnología para ubicar a delincuentes en flagrancia, así como reglamentar recompensas a cambio de información.
 
Y anunció que se continuará con la "tarea de reajustar nuestra legislación para combatir la extorsión en construcción civil y continuar la lucha contra el narcotráfico".
 
Al respecto, Pérez Guadalupe detalló que a partir del 15 de agosto la policía realizará todas las noches megaoperativos contra la delincuencia en Lima con personal de la Dirección de Operaciones Especiales y la Unidad de Servicios Especiales. "Los va a supervisar el director de la policía, el viceministro o yo mismo", manifestó.
 
Además, el ministro aseguró que no se ha pensado en rebajar la edad penal, que se mantendrá en 18 años. Sin embargo, reveló que están analizando el Código del Niño y Adolescente, con el fin de fortalecerlo.
 
Más tarde, en 'La Hora N', reveló que se promulgarán dos decretos que permitirán el uso de la fuerza a la policía en caso de defensa personal e impedirán que personas con antecedentes penales integren los sindicatos de construcción civil. Un tercero permitirá que  se inicie un proceso inmediato en caso de flagrancia de delito. 
 
Agregó que el 2016 se desconcentrará la operatividad policial; es de decir, la Sétima Región PNP ya no controlará Lima Metropolitana pues será dividida en  4 conos, cada uno dirigido por un general.

Humala: "El narcotráfico ya no es un poder paralelo en el Vraem"

El presidente Humala aseguró que la estrategia que impulsa su gobierno en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) está dando resultados, al punto de que allí el narcotráfico ya no es un poder paralelo.
 
Dijo que en los primeros seis meses de este año se han cambiado 1,300 hectáreas de cultivos ilícitos de hoja de coca en la zona por productos alternativos como café, cacao y piña.
 
"Un hito sin precedentes de estos 4 años de gobierno es que hemos recuperado para la agricultura nacional más de 98 mil hectáreas e incinerado casi 150 mil kilos de droga", comentó el mandatario.
 
Sobre este punto, el analista Jaime Antezana aclaró que las 98 mil hectáreas a las que se refirió el jefe del Estado no corresponden solo a este gobierno, sino que es la suma de lo que se redujo desde 1996. Refirió que en el VRAEM no se ha realizado una efectiva estrategia contra el narcotráfico.

Enfoque

Reajustes son bonos, no van a las pensiones
Luis Montoya
Exdirector de la Policía Nacional
 
Sin duda que dotar a la policía de tecnología, vehículos e infraestructura es fundamental para fortalecer su lucha contra la delincuencia. 
 
El presidente Ollanta Humala ha detallado que en su gestión se ha comprado cerca de 2,500 patrulleros, pero no han sabido hacerlo, pues han adquirido camionetas gasolineras grandes, que no son acordes para patrullar ninguna ciudad en Perú. En un país productor de gas natural, como es el nuestro, necesitamos vehículos duales. Algo similar pasó con los helicópteros, pues han comprado naves francesas, que casi no se usan por su alto costo de operaciones y mantenimiento. Solo hay dos que se usan en las zonas cocaleras. Esto ocurrió porque en cuatro años hemos tenido siete ministros de Interior que no conocían el sector.
 
En lo referente al aumento de sueldo es un engaño, pues se trata de bonos que no van a las pensiones. No hay un sinceramiento en la política remunerativa.
Para mí ha sido un mensaje decepcionante.

 

Te puede interesar