Contraloría cuestiona compra de terrenos para Majes II

Informe. Para la represa Angostura el Gobierno Regional de Arequipa negocia la adquisición de 3650 hectáreas. Según Contraloría, solo debe obtener 592 has lo que le ahorraría más de seis millones.  

9 Nov 2017 | 10:00 h

Las obras mayores de Majes Siguas II iniciaron el domingo pasado. El acto se convirtió en una gran celebración que contó con la presencia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, vicepresidente Martín Vizcarra y tres ministros. El proyecto agroenergético continúa así su pausado avance. Sin embargo, la Contraloría, haciendo de aguafiestas, planteó cinco observaciones que ponen en duda la transparencia de su ejecución.  

En mayo, un Grupo de Control de Inversiones de la Contraloría lo auditó. Los resultados de esta intervención fueron enviados a la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema) para la subsanación. Esta entidad hizo los descargos. Aún la Contraloría no ha respondido si queda conforme con esta versión.

PUEDES VER: Inician obras principales de proyecto Majes Siguas II [FOTOS Y VIDEO]

Los terrenos

Uno de los principales entrampamientos que tiene Majes Siguas II son los terrenos adquiridos o los que se negocia para construir la represa Angostura. Se trata de un embalse de 1140 millones de metros cúbicos que represará las aguas del río Apurímac para irrigar 38 mil hectáreas de las pampas de Siguas. La obra se ubicará en el centro poblado de Pusa Pusa, distrito de Tuti, provincia de Caylloma. 

Para el Gobierno Regional de Arequipa (GRA), se tiene que comprar 52 parcelas a los pobladores de Pusa Pusa. Se compraron 40 y faltan 12. Para la Contraloría, se comprará terrenos demás. Eso generará un sobrecosto de S/ 6 millones 365 mil 56. 

El informe señala que de las 52 parcelas solo 15 serán inundadas por el embalse, el resto será afectado de forma parcial o no lo será. Las parcelas 5, 6, 27, 28, 29, 38, 40, 47A, 48, 49, 50, 51, 77, Acocuncca y Jayune Huallatane tendrían una afectación menor al 30% de su área. No se considera necesario comprar toda la propiedad. De acuerdo al órgano de control, solo debería adquirirse 592 hectáreas por un costo de S/ 1 millón 244 mil 741 y no las 3 mil 650 hectáreas por un presupuesto de S/ 7 millones 609 mil 798. 

De las 52 parcelas, la de Jayune Huallatane es la única que no se ve afectada (según la Contraloría) por la construcción de la represa. Este predio, que también está en la lista de compra, pertenece al dirigente del Frente de Defensa de los Intereses de Caylloma, Hernán Mena. De acuerdo a la tasación, 344.37 hectáreas cuestan S/ 809 mil 744. En la misma situación figuran las parcelas 50 y 51, que se verán afectadas en menos del 9%, sin embargo, se comprará el íntegro.

Víctor Chávez, gerente de Desarrollo del proyecto Majes Siguas II, justificó la compra. Señaló que los dueños de dichas propiedades se agruparon en el comité de afectados de la Asociación de Productores Agropecuarios de Pusa Pusa y le manifestaron a Autodema que debería adquirir la totalidad de las parcelas afectadas parcialmente por el espejo de agua. 

En base a esta solicitud, se negoció la compra de los 52 terrenos. Los pobladores fundamentaron su pedido señalando que el espejo de agua afectaría la parte más productiva de su terreno, y el resto no es plano, sino ladera de montaña. Para dar solución al problema de los terrenos sobrantes se formulará un proyecto de forestación alrededor del embalse. 

En cuanto al terreno Jayune Huallatane, su propietario Hernán Mena señala que será afectado, por lo que deberían comprar toda la parcela. Por debajo de una parte de su terreno pasará el túnel de derivación de agua al río Colca. 

Mena explica que su lote posee bofedales que serán secados por las excavaciones que se realizarán. Sin embargo, se niega a venderle a Autodema su lote por el precio tasado. Pide que se le entregue 0.50 centavos por metro cuadrado, con lo que el valor total superaría el millón de soles. 

Víctor Chávez explica que como este terreno aún no se compró y debido a la alerta de la Contraloría, se evalúa la adquisición.

Sin saneamiento 

Otra observación de la Contraloría está referida al manejo de los terrenos. Ello se desprende tras la suscripción de la adenda 12 (última modificación al contrato de concesión del proyecto) en el 2015, no se ha logrado conseguir la totalidad de terrenos necesarios para construir la represa de Angostura. Y de los 40 adquiridos, falta sanear 9. 

Para la Contraloría, esta situación coloca al Gobierno Regional en una posición desfavorable. Mientras no se saneen los terrenos, se pueden dar invasiones o tráfico de tierras. Chávez descartó este escenario. Indicó que aún cuentan con tiempo para comprar lo restante. La promesa es que Majes Siguas se encuentre en plena producción al 2021.  

Te puede interesar