Fiscal archiva por segunda vez denuncia de violación contra cura en Ayacucho

Impunidad. Autoridad incluso rechazó petición de la defensa de la joven para que el Ministerio Público le hiciera un peritaje y así ella pueda autenticar la veracidad de su acusación.

8 Nov 2017 | 6:37 h

Por segunda vez y con el mismo argumento de la supuesta falta de pruebas, el fiscal Nilo Paredes Chávez archivó la denuncia de la joven A.L.L. contra el sacerdote Félix Pariona Huacre, a quien se atribuye tocamientos indebidos y violaciones sexuales cuando tenía entre 15 y 17 años.

La defensa de la agraviada apelará y solicitará el cambio del fiscal Paredes, quien simplemente no atribuye veracidad al testimonio de la víctima, no obstante que su hermano también ha sido testigo de algunos incidentes.

PUEDES VER Para arzobispo Piñeiro, acusación de violación sexual contra su sacerdote “es una calumnia”

En un primer momento, el 21 de febrero de este año, la joven ayacuchana A.L.L. y sus padres acusaron a Pariona de tocamientos indebidos en las instalaciones del Seminario San Cristóbal de Huamanga.

Poco después, esta vez frente al psicólogo del Ministerio Público, la víctima añadió que Pariona la violó en reiteradas ocasiones.

Como la propia A.L.L. dijo, fue por temor y vergüenza que no confió de inmediato a sus padres que también había sido ultrajada por Pariona. Recién lo hizo el 13 de marzo ante a un psicólogo de la Fiscalía cuando daba su testimonio.

Para el titular de la Segunda Fiscalía Provincial de Huamanga, Nilo Paredes Chávez, esta "inconsistencia" en la versión de A.L.L. es la razón fundamental para dar por terminado el caso.

El fiscal provincial archivó la grave denuncia por primera vez el 20 de julio último, pero A.L.L apeló y el fiscal superior Reynaldo Perales Argandoña le ordenó que continuara con las investigaciones.

Este lunes 6 de noviembre, Nilo Paredes archivó por segunda vez.

Otra de las razones por las que Paredes decidió desestimar la denuncia de A.L.L. contra el sacerdote Félix Pariona fue porque, según él, la víctima no actuaba como una persona que había sido abusada sexualmente, ya que regresaba a los lugares donde se cometieron los presuntos delitos.

El fiscal pasó por alto que por más de dos años la agraviada era amenazada por el sacerdote, y que la sumisión en estos casos es usual, más aún tratándose de un hombre que viste sotana y con poder dentro del claustro religioso.

Antes de archivar el caso, sorprendentemente el fiscal Paredes rechazó el pedido reiterativo de la defensa de A.L.L., el abogado Willy Córdova Pure, para que el Ministerio Público le hiciera un peritaje psiquiátrico a la presunta víctima, quien así sufre una nueva vejación.

Te puede interesar