Fotocheck político de setiembre

20 Sep 2017 | 6:00 h

Mercedes Aráoz. Designada para llevar adelante un complicado acto de equilibrismo, con públicos exigentes de ambos lados de la cuerda tensa. Las primeras advertencias han sido a su propio ministro de Educación. Se reconoce que va a hacer política, pero no está tan claro cómo va a ser esta. Hay que esperar los modales de la nueva confianza.

Jorge del Castillo. Se le atribuye la estrategia de la cuestión de confianza. En todo caso logró por un instante lo que el Apra buscaba desde el inicio: mediar entre el gobierno y la oposición. Su presencia fue importante para acortar la huelga de Pedro Castillo. Entre otras cosas impidiendo que el fujimorismo le dé oxígeno bajo la mesa.

Keiko Fujimori. En medio de los dardos y petardos que la circundan (Odebrecht, Ramírez, y ahora Chinecas), el nuevo gabinete la ha complacido, aunque desde la mototaxi siguen pidiendo cabezas. Quizás porque el ágil hermano Kenji sigue siendo un problema que no va a desaparecer, y api Alberto es un problema que puede aparecer.

Kenji Fujimori. Sin duda es el mistery man de la política, rodeado de mil versiones. En unas termina liquidando al keikismo. En otras rescata al padre de la Dinoes y recompone la unidad del fujimorismo. En otras se dedica a una suerte de mataperrada política sin mucho futuro. Puede terminar fuera de Fuerza Popular.

Pedro Pablo Kuczynski. Unos piensan que ha puesto en marcha una elaborada movida política, otros que ha sido desbordado por acontecimientos fuera de su control. Nombrar a Eduardo Mendoza y la gira con Kenji Fujimori por Palacio + un selfie de a dos está siendo leída como que el indulto se avecina sí o sí.

Idel Vexler. Hay un sitio reservado para él en la cuerda tensa de Aráoz. Es el ministro más insólito, el más experimentado en su sector, con una bolsa llena de declaraciones polémicas (“currículo más familiar”), en un sector minado por la disputa ideológica y los intereses comerciales. Sus dos predecesores están indignados con el nombramiento. No son los únicos.

Fernando Zavala. Se lleva buena parte de la información sobre por qué presentó la cuestión de confianza, un asunto que todavía no está claro. Pasada la censura quiso permanecer en el MEF, pero le fue negado, con el argumento de que sería una provocación. En su carta de despedida se define como alguien que desea seguir cerca del gobierno.

Te puede interesar