Estado Islámico y Afganistán aplican el ‘ojo por ojo’ como ejecuciones

Yihadistas y fuerzas gubernamentales decapitaron a prisioneros de guerra.

27 Dic 2015 | 5:41 h

La guerra entre el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y Afganistán llegó a su pico de crueldad este fin de semana con una noticia que sigue estremeciendo a Medio Oriente. Se informó que tanto los terroristas, como fuerzas pro gubernamentales decapitaron a sus prisioneros de guerra. Los primeros en ejecutar fueron los de Daesh, por lo que las fuerzas del reino aplicaron el ‘ojo por ojo’.
 
 
Según pudo conocer EFE, ISIS primero capturó a cuatro soldados afganos y los pro gubernamentales a cinco terroristas, luego de una contienda atroz la última noche del sábado en Nangarhar, dijo el jefe del distrito de Achin, Haji Ghalib Mujahid.
 
La fuente manifestó que ISIS decapitó primero a sus prisioneros. Acto seguido, en venganza, los soldados afganos hicieron lo mismo, pero con un añadido, dejaron las cabezas expuestas sobre rocas en ambos lados de una carretera.
 
 
ISIS está presente, al menos, en cuatro provincias al este y sur de Afganistán desde el 2014 y es Nangarhar su mayor tesoro. El lugar donde se produjeron las decapitaciones está muy cerca a la frontera con Pakistán.

Te puede interesar