Eduardo Ballón Echegaray: “Fujimorismo busca tener a las autoridades de su lado”

Entrevista a Eduardo Ballón Echegaray. Antropólogo e investigador del Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo (Desco).  Asegura que el retorno de la reelección inmediata de alcaldes no sería un peligro.

Urgente. Ballón plantea mecanismos de control para alcaldes que busquen reelegirse

Urgente. Ballón plantea mecanismos de control para alcaldes que busquen reelegirse.

El antropólogo Eduardo Ballón asegura que el retorno de la reelección inmediata de alcaldes no sería un peligro, dado que el ciudadano no premia la voluntad reeleccionista. También considera que el proyecto de ley planteado por Fuerza Popular tiene como fin desestabilizar al Ejecutivo y tener a las autoridades de su lado.

En menos de dos años el Parlamento está planteando dar marcha atrás a la ley que deroga la reelección de alcaldes de manera inmediata. ¿Cómo se puede cambiar de opinión en tan corto tiempo?

Es curioso que los mismos que empujaron la norma para impedir la reelección sean hoy los que empujan la norma para que exista reelección, pues fueron muchos de los congresistas que se encuentran hoy en el Parlamento. Recordemos que se tomó la decisión por unanimidad con los votos del fujimorismo en el 2015, que en ese momento buscaba poner parches y encontrar chivos expiatorios en un Congreso que no quería discutir la reforma del Estado ni la indispensable reforma del sistema político de partidos. Esto solo es parte de un juego político de corto plazo.

PUEDES VER: Gobierno trabaja en drenaje y atención de damnificados

Existen tres proyectos de ley sobre el tema y todos presentados por congresistas de Fuerza Popular. ¿Cuál considera que sea la intencionalidad del fujimorismo para empujar estos proyectos?

Su intencionalidad política es romper y debilitar este tipo de alianza o acuerdo entre el Ejecutivo y las autoridades para equilibrar su minoría en el Parlamento y su debilitada institucionalidad. La manera (del fujimorismo) de desestabilizar al gobierno es consiguiendo el apoyo de estos subnacionales, dándoles la posibilidad de que sean reelegidos; y eso les va a permitir, así no sean candidatos de Fuerza Popular, tenerlos de su lado.

¿Volver a tener reelecciones inmediatas no es un retroceso en la lucha contra la corrupción, donde las autoridades usan la logística de instituciones que representan en sus campañas?

Ese riesgo existe en cualquier democracia y en cualquiera que sea el nivel en donde existe la reelección, pero ese riesgo no se controla eliminando la posibilidad de reelegir, sino teniendo sistemas de control efectivos. La decisión de impedir la reelección no resolvía nada porque atacaba un falso problema. Si uno mira resultados electorales que se produjeron a lo largo de la historia de presidentes regionales y alcaldes desde el 2002, se encuentra que si bien hubo alto índice de autoridades que se presentaban a la reelección, eran muy pocos los reelectos. En el 2014 encontramos que fueron reelegidos el 16% de presidentes regionales, 17% de alcaldes distritales y menos del 10% de alcaldes provinciales. Los resultados demuestran que el electorado no premia la voluntad reeleccionista.

¿Qué mecanismos de control se pueden tomar para asegurarnos que las autoridades no busquen la reelección para beneficio propio?

En mi opinión, se deben poner controles y desincentivos. El alcalde que quiera reelegirse debe ser forzado a renunciar de manera irrevocable al momento de inscribirse y no pueda volver al cargo así pierda o gane hasta que inicie su nuevo periodo. También que solo se permita una reelección inmediata. Lo que ocurre es que no hay voluntad política para hacerlo.

¿No sería mejor ampliar los periodos de gobierno que impulsar una reelección inmediata?

No. Considero que debe haber la posibilidad de una reelección inmediata, donde solo concurran los que no han sido reelegidos antes para evitar una perpetuación en el poder, que es un riesgo grande en un sistema político débil y con partidos poco institucionalizados. Hoy tenemos una gran cantidad de alcaldes y gobernadores regionales que lo son por primera vez. Entrar a liderar el Estado peruano es un desafío enorme porque el Estado peruano es cualquier cosa menos lo que uno se imagina desde afuera o en teoría, y por eso la experiencia y el costo de aprendizaje es una variante que hay que tomar en cuenta.

¿El peruano entrega su voto por un interés particular dejando las acusaciones de corrupción que existen contra el candidato?

En toda elección la gente se mueve por intereses y beneficios inmediatos. Cada vez la corrupción le interesa menos. La última encuesta de GfK muestra cómo, salvo en el norte, donde la corrupción aparece como el segundo tema de preocupación, en el resto del país no es mencionado, y en Lima prácticamente no existe. La tolerancia a la corrupción es nacional.

Síguenos en Facebook