Día de la bestia Iron Maiden

Plataforma_glr
26 Mar 2009 | 10:21 h

La institución del Heavy metal, hoy sacude Lima. :os ingleses aterrizaron ayer en Lima. Conozca detalles del show y la gira histórica que los ha traído al perú

Ayer, a las 3 pm, el Ed Force One –el Boeing 757 privado de Iron Maiden– aterrizó en el Grupo 8 del Aeropuerto Jorge Chávez y con él la culminación de los sueños más alucinados de miles de fanáticos peruanos: por fin podrán, hoy, vibrar a rabiar en el Estadio Nacional, cuando a las 9 de la noche suenen las primeras notas de “Aces high”, la canción con que la banda abrirá su esperado show.

Bruce Dickinson, piloto profesional y vocalista del grupo, no tuvo problemas en aterrizar en Lima con el equipo de 60 personas y 12 toneladas. En el Jorge Chávez, decenas de fanáticos se agruparon con banderas y pancartas para recibir a la banda, pero al tratarse de un vuelo privado, “la dama de hierro” pudo abandonar el complejo aéreo por una salida menos congestionada que la que ocupaban sus fans. Luego de ello, los británicos se dirigieron al Swissotel, donde también una legión de seguidores los había esperado.

Ahí se quedarán hasta el viernes, cuando Dickinson nuevamente se adueñe de la cabina del Ed Force One y dirija la aeronave a Buenos Aires, donde tocará el sábado. Hasta entonces, ¡bienvenidos Iron Maiden!


Iron Maiden, con 34 años de historia y 14 discos de estudio, ha logrado al venir a Perú que la opinión pública gire su vista hacia el heavy metal, quizá la expresión del rock con menos popularidad o carisma, aunque no por ello con menos seguidores. La Dama de Hierro nunca ha necesitado la atención de las radios ni de las cadenas musicales para vender más de 70 millones de discos a lo largo de su carrera. Y es quizá esta característica la que la encumbra en el Parnaso del metal, junto a otras leyendas como Judas Priest, Black Sabbath, y por encima de los geniales Megadeth, Slayer o Death.

Sin concesiones en el estilo, el ritmo o la temática de sus letras, Maiden –contrariamente a lo que sugeriría su iconografía– no se trata de una banda satánica o que rinda culto a la muerte. Todo lo contrario: Dickinson y compañía componen con su música el soundtrack de un mundo en decadencia, en que la violencia ha embebido al hombre y lo conduce a su propia destrucción. Y aun así, con su grito combativo, son capaces de erizar a quien los oye y mandarlos de una patada a la lucha.

En el perú

La llegada de Deep Purple y Megadeth el año pasado fue afiatando el terreno para que las empresas de espectáculos terminaran de convencerse de que el metalero es un mercado grande, fiel y entregado.

Fue así que la venta de entradas para el concierto de hoy avanzó a ritmo vertiginoso, aunque aún restan algunas (ver recuadro).

De igual forma, una buena dotación de fanáticos, vistiendo camisetas con las portadas de los memorables discos Killers, Fear of the dark, Piece of mind o Powerslave, se acercaron al aeropuerto a recibir al grupo. Por otro lado de la ciudad, decenas los esperaban en el Swissotel; y otros tantos ya acampaban desde tempranas horas del día en las afueras del coloso de José Díaz: serán los primeros afortunados en pisar el recinto para ver a la banda de sus vidas.

El recinto

Maiden tiene bien acostumbrados a sus fans a la espectacularidad de sus conciertos. Para este, la escenografía básica será una basada en el arte de la portada del disco Powerslave, reminiscente de los fantásticos paisajes egipcios en que Eddie se lucía.

Volcanes, ráfagas en color plata y rojo con tiros de luces de 3 segundos en serie; minas de efectos con burbujas en colores rojo y estrellas brillantes; y un Eddie de casi 7 metros de alto, que se mueve por el estrado. Todo ello integra lo que será uno de los eventos mayores de nuestros escenarios.

Las canciones de esta noche

Al escenario de hoy subirán primero nuestros créditos nacionales de M.A.S.A.C.R.E. Luego, a las 8 p.m., será el turno de Lauren Harris, la hija del bajista Steve Harris. Y, con puntualidad británica, a las 9 p.m. Maiden cumplirá el sueño de los 35 mil fanáticos que asistirán. A continuación, el tra-cklist del concierto:

–“Aces high”
–“2 minutes to midnight”
–“Wrathchild”
–“Children of the damned”
–“Phantom of the Opera”
–“The trooper”
–“Wasted years”
–“Rime of the ancient mariner”
–“Powerslave”
–“Run to the hills”
–“Fear of the dark”
–“Hallowed be thy name”
–“Iron Maiden”
–“The number of The Beast”
–“The Evil that men do”
–“Sanctuary”
Y tres más de yapa. Así que no dejen de aplaudir al final del show.

Video Recomendado

Lazy loaded component