Pablo Picasso desairó a Salvador Dalí

Cartas sin respuesta. Libro Dalí, Lettres à Picasso de Laurence Madeline revela obsesiva admiración que Dalí sentía por Picasso. Pintor surrealista quería alcanzar ventajas con amistad del autor de Guernica , pero fue rechazado por ser un admirador de Franco.

CARTAS SIN RESPUESTA. Libro Dalí, Lettres à Picasso de Laurence Madeline revela obsesiva admiración que Dalí sentía por Picasso. Pintor surrealista quería alcanzar ventajas con amistad del autor de Guernica, pero fue rechazado por ser un admirador de Franco.

Pablo Picasso leyendo cartas. Nunca respondió las misivas devotas de Dalí.

Pablo Picasso fue severo con Salvador Dalí. El pintor surrealista le escribía con admiración con el afán de ganarse la amistad y atención –casi pedigüeño– del pintor cubista. Pero no. El autor de Guernica nunca le respondió una carta. Entre ambos había una muralla ideológica insalvable: Dalí era franquista y Picasso comunista y republicano.

Esa es la historia que se revela en Dalí, Lettres à Picasso, libro del francés Laurence Madeline y que en nota el diario

La Tercera , de Chile, difunde.

Las cartas de Dalí

Picasso compulsivamente guardaba cosas. Según el diario chileno, el Museo Picasso, por ejemplo, guarda 100 cajas que contienen 20,100 cartas que escritores y otros pintores le hicieron llegar al pintor español. Entre los objetos conservados figuran boletos del metro, telegramas, dibujos, incluso mensajes que él dejaba a sus empleados: “Marcelo, vacíe el agua”, puede leerse en uno de ellos. Entre esas cosas, están las cartas de Dalí, cuyos tenores confiesan el deseo vehemente de entablar una amistad. Picasso nunca le respondió.

Se trata de 30 cartas escritas entre 1927 y 1970. En 1926, Dalí, por entonces un joven de 23 años obtiene el permiso de su padre para viajar a París. El objetivo: rodearse de la crema y nata del arte por aquella época. En

la Estación de París estaba esperándolo Luis Buñuel. Éste le presentó al pintor andaluz Manuel Ángeles Ortiz, amigo a su vez de Federico García Lorca, quien era amigo de Picasso. Dalí convenció al poeta para que le acordase una cita con el pintor cubista, según narra

La Tercera. El encuentro para Dalí, sin duda, fue inolvidable. Y es que el deseo del surrealista era poder alardear de que tenía amistad con el ya reconocido Pablo Picasso. “He venido a verle –dijo Dalí a Pica-sso– antes de ir al Louvre”. A lo que éste respondió escuetamente: “Hizo usted muy bien”.

El encuentro no resultó impactante para Picasso. En efecto, Dalí llegó a mostrarle uno de sus cuadros –Muchacha en Figueres–. El cubista lo observó por breve tiempo y no hizo comentario alguno.

Laurence Madeline retrata el oportunismo y la exagerada ansia de reconocimiento de Salvador Dalí, entonces de 23 años de edad.

Razones políticas

En una de las cartas exalta y agradece el genio creador de Picasso por haber permitido el nacimiento del suyo: “Ahora la nueva época de la poesía mística empieza conmigo”, cita

La Tercera. Llega incluso a enviarle postales en las que se ven motivos andaluces o imágenes de toreros, siempre con el afán de despertarle al pintor, exiliado en Francia, nostalgia por su patria, pero el creador del Guernica nunca contesta. Esta indiferencia tenía una razón política: Picasso era antifranquista. Dalí se sometió al régimen dictatorial español.

Afanes

Salvador Dalí no solo buscaba la atención y amistad de Pablo Picasso, sino sabía que su buena relación con el artista cubista le iba a abrir las puertas del reconocimiento y la fama en

la Ciudad Luz , París .

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO