Paro nacional 4 de julio - ¿qué modalidades de transporte se unen y qué piden para levantar medida? Derrumbe en Chavín de Huántar - Últimas noticias sobre daños materiales, muertes y desaparecidos

¿Te acuerdas del álbum “La pandilla basura”? Descubre por qué lo sacaron del mercado

Los cromos eran una parodia terrorífica de las muñecas Cabbage Patch Kids y causaron furor en los años 80. Conoce las razones por las que fueron prohibidos en varios países.

Los personajes de "La pandilla basura" son la copia terrorífica y distorsionada de las muñecas Cabbage Patch Kids. Foto: captura de YouTube
Los personajes de "La pandilla basura" son la copia terrorífica y distorsionada de las muñecas Cabbage Patch Kids. Foto: captura de YouTube
Elisa Cruz

Durante los años 80 salió a la venta un álbum que se convirtió en la pasión de los niños, aunque en la pesadilla de sus padres. Quién no recuerda a Borrachón, León, Boquete, Angelete, De la Moto, Maroto, entre otros extraños personajes del afamado álbum “La pandilla basura”. Los cromos causaron gran furor por su versión distorsionada de las muñecas Cabbage Patch Kids o más conocidas como las muñecas Pimpollo. En este video de YouTube recordarás a los personajes que un día llamaron la atención de miles.

“La pandilla basura” fue producida y distribuida por la compañía Topps en un inicio en Estados Unidos en 1985. Tras la gran popularidad que obtuvo en los chicos de la época, llegó hasta los continentes de Europa, Asia, Oceanía y América.

Lazy loaded component

Sátira distorsionada de las muñecas Pimpollo

Art Spiegelman y Mark Newgarden, dibujantes del álbum “La pandilla basura”, se basaron en las muñecas Pimpollo para llevar a cabo la idea. Sin embargo, para agregarle una característica cómica, los realizaron con anormalidades o sufriendo terribles destinos. Para la construcción de los nombres utilizaron un juego de palabras y así lograron crear a Itchy Richie, un bebé que tenía un corte en una pierna y por donde le salían arañas que invadían todo su cuerpo. Otro conocido integrante fue Closet Clyde, el muñeco colgado de un gancho por un agujero en la cabeza, o a Ken Tucky, el recordado Harland Sanders, pero con piernas y alas de pollo.

PUEDES VER: Joven acoge a una perrita y la nombra como gerente de recursos en su propia empresa

Sin embargo, tras la gran popularidad que obtuvieron, la empresa Colecco demandó a Topps por infringir su derecho de autor. Es así, que los directivos tuvieron que rediseñar los cromos y cambiaron el aspecto de los terroríficos personajes en sus tarjetas.

Álbum alcanzó gran éxito a nivel mundial

El álbum “La pandilla basura” logró un gran éxito y en los cuatro años que estuvo vigente se comercializaron 15 series, con un total de 622 figuritas. No obstante, se realizó una serie B, con la que los cromos llegaron a superar las 1.200.

En poco tiempo, los recreos en los colegios se llenaron de estas imágenes, ya que los niños disfrutaban de intercambiar las láminas de personajes torturados o con un aspecto desagradable. Esto generó la preocupación de los padres de familia y educadores, quienes consideraron que el material no era apto para los escolares.

En los 80, las imágenes del álbum cobraron gran notoriedad y se ganaron el rechazo de los padres de familia por su incitación a la violencia. Foto: captura de YouTube

Declive del álbum “La pandilla basura”

Luego de la serie de denuncias de los padres de familia, quienes aseguraban que el álbum “La pandilla basura incitaba a la violencia, una madre denunció que sus tres hijos gastaban grandes sumas de dinero en sus cromos. Mientras que John Bennett, directora de una escuela en Estados Unidos, rechazó la compra y venta de tarjetas al argumentar que “era degradante para los menores”.

En 1988, la serie número 16 no llegó a ser producida debido a que la popularidad de las figuras ya había disminuido. En países como México, la importación y exportación de este tipo de tarjetas quedaron prohibidas por su incitación a la violencia. En 2021, las imágenes hicieron su última y como siempre controversial aparición mostrando a los miembros del grupo surcoreano BTS llenos de moretones mientras un Grammy los golpeaba como en el juego Whac-A-Mole. Por lo mismo, la compañía emitió una disculpa y sacó la tarjeta del mercado de manera definitiva.

El álbum logró gran popularidad en los niños de la época. Foto: captura de YouTube