PREVIA - ¿A qué hora jugará la selección peruana ante El Salvador?
Redes Sociales

Gatita consuela a una perrita que estaba asustada al quedarse a dormir en el veterinario

Una gatita formó una gran amistad con una perrita luego de que ambas fueron internadas en un centro de salud. Pese a que trataron de separarlas, se mantuvieron unidas y cautivaron en Facebook.

Los encargados del lugar descubrieron que la felina se escapó de su jaula para acompañar a su ‘nueva amiga’ en su primer día dentro del centro de salud. Foto: Greenside Animal Hospital
Los encargados del lugar descubrieron que la felina se escapó de su jaula para acompañar a su ‘nueva amiga’ en su primer día dentro del centro de salud. Foto: Greenside Animal Hospital
Tendencias LR

Mejores amigos. Para nadie es un secreto la mala relación que mantienen los gatos con los perros, por lo que son considerados ‘enemigos’. Sin embargo, existen casos que demuestran todo lo contrario. Ginger y Anne formaron una gran amistad luego de que se conocieron en el interior de un centro veterinario. Esta tierna historia se ha compartido en Facebook, el cual ha tocado los corazones de los usuarios.

Todo inició cuando una felina de pocas semanas de nacida fue rescatada por una persona tras verla en un desagüe pluvial. Fue entonces que la trasladó al establecimiento llamado Greenside Animal Hospital, ubicado en Sudáfrica, con el propósito de que le brinden los mejores cuidados para su recuperación.

“Es tímida pero muy cariñosa, y le gusta la atención una vez que ha superado su miedo inicial al contacto con nuestro equipo que lo cuida. Ella es un poco cautelosa con los trabajadores cuando ingresan a la sala de aislamiento hasta que nos ve trayendo comida, luego está feliz de salir de su caparazón e interactuar”, comentaron el Dr. Joubert Viljoen y la Dra. Suzette Greube, propietarios del lugar, en sus redes sociales. Además, la bautizaron con el nombre de Ginger.

Ginger y Anne llegaron a la veterinaria con los mismos problemas de salud. Por suerte, se pudieron recuperar en un corto periodo con las respectivas atenciones. Foto: Greenside Animal Hospital

Con el pasar del tiempo, ellos recibieron a una perrita que estaba en lamentables condiciones a causa de las pulgas y garrapatas que le provocaron heridas en el cuerpo. Por esta razón, la acomodaron en la misma sala donde se encontraba la minina. No obstante, quisieron evitar problemas y las separaron al acomodarlas en cada extremo.

Un día, los doctores se preocuparon al percatarse de la ausencia de Ginger en su jaula. “Subestimamos la capacidad del gatito para atravesar la puerta de la jaula en la que lo colocaron. Con la perrita tan débil, nunca consideramos que fuera un riesgo para el gatito, pero cuando los vimos juntos la primera vez, definitivamente hubo un momento de pánico, ya que algunos perros no reaccionan bien a gatos y viceversa”, manifestaron Viljoen y Greube.

Los veterinarios creyeron que la perrita iba a reaccionar mal con la presencia de la gatita; sin embargo, se llevaron una tierna sorpresa. Foto: Greenside Animal Hospital

Pese a que trataron de alejarlas, no lo consiguieron y tuvieron que unirlas en un solo espacio. “Después de descubrirlas inicialmente juntas, volvimos a mover a la gatita a su jaula, ya que su caja de arena, comida y agua estaban allí. Pero, inmediatamente salió de la jaula y regresó con su ‘amiga’. Definitivamente es un caso de ‘ganar ganar’ con estas dos. Les encanta acurrucarse e incluso comer juntas. Tienen juguetes, pero el pasatiempo favorito de la gatita es perseguir la cola de Anne”, expresaron.

Entretanto, las imágenes protagonizadas por Ginger y Anne se divulgaron en la página oficial del local en Facebook. Ahí, obtuvieron miles de reacciones por parte de los usuarios que lo volvieron tendencia en cuestión de horas.

Pese a todo, ambas de mantuvieron unidas y ahora comparten la misma cama. Foto: Greenside Animal Hospital