Joven confunde una casa con un cibercafé y el dueño le ofrece pozole para que se alimente

La graciosa escena que recuerda Fathyma fue que incluso pidió prestado un mouse y el dueño del supuesto local le dio uno.

La joven mexicana relató la divertida experiencia que tuvo cuando postulaba a una beca. Foto: captura de TikTok
Tendencias LR

Te hará reír. La vida de las personas siempre tiene un poco de comedia. Algunas veces pasan por situaciones un tanto bochornosas, pero que dejan una anécdota que pueden recordar. Ciertamente, ese es el caso de una joven mexicana que sorprendió a los usuarios de las redes sociales, en especial en TikTok, debido a una singular experiencia que tuvo cuando era estudiante.

Todo sucedió cuando la muchacha estaba preocupada por aplicar a una beca, pero para ello debía tener ciertos documentos que le permitirían postular. La joven no contaba con una impresora en su hogar y por ese motivo salió en busca de un cibercafé donde pueda imprimir sus papeles.

A pesar de caminar por un largo tiempo, no encontró algún local que cuente con el servicio de impresión. Por ello, cuando observó por una puerta una impresora junto a un computador no dudó en ingresar para cumplir con su objetivo. La graciosa escena que recuerda la joven fue que incluso pidió prestado un mouse y el dueño del supuesto local le dio uno.

PUEDES VER: Abuelito lleva fotografías de su vacunación como comprobantes para ingresar a un estadio en México

El relato de la usuaria @fathymalex ha cautivado a más de un cibernauta debido a que la familia de la casa donde ella había ingresado no la molestó en ningún momento; por lo contrario, le ofrecieron bebidas e incluso un plato de pozole, mostrando a la muchacha su hospitalidad.

La escena, hasta ese punto, fue confusa para Fathyma, ya que, a pesar de que pensó que el dueño del local era amable, muy pocas veces había observado que a los clientes les diesen de comer. Apenas culminó de imprimir lo que necesitaba se dirigió hacia el señor para preguntarle cuánto le debía.

“No. No es nada, muchachilla”, fue la respuesta del señor, quien luego le explicó que el lugar era su casa y no un cibercafé. “No me diga eso, señor”, recuerda la joven que le dijo al caballero. Ante la verdad, Fathyma solo pudo sentir que su rostro se ponía rojo de la vergüenza.

PUEDES VER: Perrito le muerde a su dueña y madre del can llega para darle una lección

La joven decidió darle 20 pesos al caballero que la atendió con amabilidad aunque este se negaba a recibirlo. “Era lo mínimo que podía hacer si hasta me dio refresco y todo”, explicó la joven en el video viral de TikTok que cuenta con más de un millón de visualizaciones.

Lazy loaded component