Lazy loaded image

Sujeto se disfraza de Justin Bieber y logra engañar a todos en una fiesta de Nueva York [VIDEO]

El influencer es un actor y youtuber que se llama Coby Persin quién se hizo pasar por el cantante candadiense y logró vivir una gran fiesta en la cual le pagaron más de 8 mil dólares.

Tendencias LR
25 Ene 2020 | 15:16 h

Un influencer tuvo la loca idea de disfrazarse y fingir que era el cantante canadiense Justin Bieber para ingresar a una fiesta en Nueva York, Estados Unidos . Su nombre real es Coby Persin, el famoso youtuber cuenta con más de 5 millones de seguidores en la plataforma Youtube, y su video se ha vuelto viral en redes sociales.

El hecho sucedió en una de los centros nocturnos más exclusivos de la cuidad, y ninguna de las personas que estaba presenta en la fiesta se percató que era un impostor el que había pasado por la puerta.

El atuendo y el look que se puso Coby Persin lo hacían ver idéntico al verdadero Justin Bieber, incluso se armó un cuerpo de seguridad falso para hacer más creíble su chiste. Fue así que no tuvo inconveniente alguno durante su entrada.

PUEDES VER Shawn Mendes ignora a Justin Bieber en el paseo de la fama de Hollywood

De esta manera, todos los participantes de la fiesta estaban emocionados y creían estar compartiendo una juerga con el verdadero artista del género pop.

Fue tanta la algarabía del público que entre todos terminaron pagándole a Coby Persin una cuenta de más de 8 mil dólares. Un trato más que VIP vivió aquella noche el influencer.

La llegada del supuesto Justin Bieber

Horas más tarde, se hizo viral un video en Facebook, donde se aprecia la llegada del supuesto Justin Bieber, quién bajaba de su camioneta resguardado por un grupo de seguridad, mientras era asechado por varios paparazzis quiénes no dejaban de tomarle fotos.

Lazy loaded component

Una vez adentro, Coby Persin paseó por todo el edificio en medio de los murmullos de la gente, preguntándose si era o no el verdadero cantante de la canción “Baby”.

Enseguida, el actor comenzó a cantar y a tomarse fotos con toda la multitud, y comenzó a recibir botellas de licor en medio de toda la jarana. Su plan había salido a la perfección y vivió una noche para el recuerdo.