La historia del hombre que no cobra por sus servicios de gasfitería a ancianos se volvió viral.

Gasfitero no le cobra a ancianos por sus servicios y la historia se vuelve viral [FOTOS]

“No se cobra a esta dama bajo ninguna circunstancia”, decía el recibo que el hombre le envió a una anciana con leucemia a quien ayudó.

La República
22 Sep 2019 | 22:26 h

Una enternecedora historia ha conmovido a las redes sociales. Se trata de un gasfitero que ayuda desinteresadamente a ancianos con enfermedades terminales y no les cobra por los trabajos que realiza para ellos.

James Anderson es el nombre del plomero de Reino Unido que se volvió viral. Todo empezó tras la difusión en Facebook de una publicación en la que se elogia sus buenas acciones.

PUEDES VER Joven enternece a las redes al darle romántica sorpresa a su esposa minutos antes de dar a luz [VIDEO]

El hombre decidió que una señora de 91 años no pague por los servicios que él le brindó. “No se cobra a esta dama bajo ninguna circunstancia”, decía la boleta.

La historia fue compartida por Christine Anne Rowlands, hija de la anciana. Ella fue quien se contactó con el gasfitero, quien llegó hasta el lugar, hizo las reparaciones necesarias y luego envió el recibo por correo electrónico.

Fue en ese momento que la mujer se llevó una gran sorpresa ya que el mensaje indicaba que el servicio no tenía costo ya que la persona adulta mayor padecía de una leucemia aguda y no tenía seguro médico.

"La compañía estará disponible las 24 horas para ayudarla en lo que sea posible”, decía la boleta.

Recibo de Anderson enviado a la anciana de 91 años.

PUEDES VER Mujer vende juguetes de sus hijos para construir un bar en su casa [FOTOS]

El hecho se volvió viral y se llegó a conocer que no es la primera vez que Anderson realiza estas caritativas acciones. El gasfitero cuenta con una fundación que ayuda a los más necesitados, la cual se llama Depher.

Esta se mantiene con donaciones en internet, pero últimamente arrastra una deuda de ocho mil libras esterlinas.

Ello no impide que el hombre continúe visitando diferentes casas y haga reparaciones de plomería y calefacción para personas con discapacidad y ancianos.

Desde que comenzó la compañía, Anderson ha ayudado a 2389 personas a través del negocio.

Video Recomendado