Mito y realidad de la Uña de Gato

Plataforma_glr

Uña de gato previene el cáncer. Aumenta la cuenta de un componente inmunológico de los pacientes.

Por CHRISTIAN VALLEJO

El cáncer generalmente es causado por agentes externos y se desarrolla en tres etapas. En la primera, un carcinógeno físico (por ejemplo, luz ultravioleta), químico (por ejemplo, compuestos que inhala el fumador), o viral (por ejemplo, HIV o sida) causa una mutación o cambio en el material genético celular. Este es un proceso de días. En la segunda etapa, que dura años o hasta décadas, las células afectadas comienzan a crecer, sea espontáneamente o influidas por agentes promotores. En la tercera, el tumor maligno se hace clínicamente presente.

Prevención

Los estudios de los investigadores peruanos Federico León y Fernando Cabieses prueban que la Uña de Gato, con su efecto antinflamatorio, previene el cáncer, pero, de ninguna manera, lo cura, como supone la cultura popular. El efecto de cambiar los genes por los agentes causantes del cáncer puede ser reducido por la acción de ciertos micronutrientes, principalmente de origen vegetal. La evidencia estadística indica que los agentes que actúan sobre el núcleo de la célula y las vitaminas antioxidantes de ciertas verduras y frutas juegan un importante papel preventivo del cáncer.

A las fuentes conocidas de estos micronutrientes naturales se añade ahora una planta rubiácea de la selva peruana llamada "Uña de Gato" (Uncaria tomentosa), de cuya corteza los indígenas asháninkas peruanos obtienen un extracto acuoso que usan contra el cáncer, la artritis, y otras enfermedades. Los compuestos químicos (glicósidos) en un ácido (el quinóvico) de la Uña de Gato tienen una acción que impide los cambios genéticos en la célula. En el mismo estudio, un test en vivo midió los cambios genéticos producidos en la orina de dos sujetos, un fumador y un no fumador, quienes durante 15 días tomaron diariamente 6.5 gramos de un extracto de uña de gato obtenido al modo asháninka.

La orina del no fumador no mostró niveles anormales de actividad mutante en los genes antes del tratamiento ni cambios durante o después de este. La del fumador exhibió una acción mutante importante en los genes (primer paso que hace muy propenso al cáncer) que se redujo sustancialmente con el tratamiento y continuó a niveles normales aún 8 días después.

Antioxidante

Según Rizzi y colaboradores (1993), la acción antimutante de los genes que posee la Uña de Gato podría deberse a un mecanismo antioxidante que actúa inhibiendo los agentes libres oxidantes que se hallan en el origen de procesos cancerosos, aunque esto no está debidamente probado. También son relevantes aquí los hallazgos de Aquino y colaboradores (1989,) concernientes a la acción inhibitoria mostrada por los glicósidos de la Uña de Gato sobre un virus del RNA (virus de la estomatitis o inflamación vesicular), lo que simplemente demuestra que es un excelente antiinflamatorio.

Tratamiento

La Uña de Gato aumenta la cuenta de un componente inmunológico (la inmunoglobulina) de pacientes con cáncer, y sus extractos exhiben actividad beneficiosa en los cromosomas en tumores que afectan la producción de médula ósea en humanos (Huber, 1985), es decir, aumenta la resistencia y alivia, pero no hace desaparecer el tumor. Peluso y colaboradores (1993) mostraron un efecto inhibitorio en la proliferación celular anormal debido a una acción directa sobre activantes químicos (polimerasas) en el AND, lo que incuestonablemente ayuda a la prevención.

Stuppner y colaboradores (1993) estudiaron el efecto de seis alcaloides que inhiben la oxidación de la Uña de Gato sobre la proliferación de células leucémicas. Cinco de ellos inhibieron significativamente su crecimiento, y la acción fue selectiva, pues no inhibieron células progenitoras extraídas de médula ósea. Montenegro y colaboradores (1976) identificaron la epicatequina y cuatro procianidinas respecto a las cuales otros investigadores han reportado acciones antineoplásicas.

Comentario

Las evidencias científicas aún son pocas pero apuntan hacia el uso de la Uña de Gato en la prevención y hasta el tratamiento del cáncer, ya que revelan una acción paliativa en las diversas fases de la enfermedad. La mayor necesidad presente es el seguimiento riguroso de pacientes bajo el tratamiento de la medicina natural, y los estudios deberían diferenciar la acción antineoplásica de la antiinflamatoria. Es decir, el poder curativo del poder analgésico.

La Uña de Gato es un comprobado antinflamatorio (Aquino y colaboradores, 1991) y muchos síntomas que acompañan a los tumores malignos son debidos a procesos inflamatorios en los alrededores del tumor. Hasta el presente no se ha informado de acciones colaterales, pero tampoco se ha evaluado a largo plazo las variables hepáticas y renales de rigor ni su acción en la concepción y la salud fetal. Lo que significa que podría tener consecuencias hepáticas, renales y afectar al feto, sobre todo si se administra de manera indiscriminada. Valdría la pena comparar experimental y clínicamente los efectos de la U. tomentosa y los de la Uncaria guianensis, una Uña de Gato más abundante y que comparte con la U. tomentosa varios pero no todos sus alcaloides y glicósidos. Otra vez, por el lado práctico, se necesita estandarizar y eventualmente mejorar la obtención del extracto, es decir, convertirlo en un verdadero medicamento.

Una planta tradicional Uña de Gato (uncaria tomentosa) es una planta trepadera, que crece en tierras vírgenes de la selva húmeda, pero tambien en tierras bien reposadas por un tiempo prolongado. Esta era la oportunidad de parar el abuso de extracción incontrolada de los años 80, salvando así para la humanidad esta planta de la medicina tradicional. Sobre todo la etnia de los asháninkas hace uso la Uña de Gato desde tiempos remotos para curar heridas profundas y aliviar dolores de los huesos, los riñones y tratar a las mujeres después del parto. Hoy se sabe, de que Uña de Gato tambien sirve contra dolores del reumatismo, úlceras, tumores y hasta la usan en el tratamiento de inmunodeficiencia (HIV o sida) . Tradicionalmente se usa la corteza pero también las hojas. En la medicina tradicional, los pobladores de la Amazonía aplican la Uña de Gato para resolver diversos problemas de salud, atribuyéndosele propiedades casi mágicas.