REAL MADRID VS. OSASUNA - Sigue el minuto a minuto EN VIVO del partido por LaLiga
ELECCIONES 2022 - Dónde votar, a qué hora y todo sobre los comicios municipales de hoy, domingo 2 de octubre
Sociedad

Cuarta ola de COVID-19 está llegando a su fin en al menos 20 regiones

Buena noticia. Los contagios continúan en descenso en la costa, sierra y selva. Según el Minsa, esta baja debe seguir por tres semanas más para oficializarlo. Este año es decisivo para que la pandemia acabe.

Positividad a nivel nacional está en 4%, afirma especialista Juan Carbajal. Foto: Andina
Positividad a nivel nacional está en 4%, afirma especialista Juan Carbajal. Foto: Andina
Jesica León

A la fecha, hay 20 regiones que están terminando su cuarta ola a nivel de contagios de COVID-19; mientras que su positividad está por debajo del 5%, precisó el analista de datos Juan Carbajal, quien dijo que, incluso, muchas de ellas han tenido una reducción significativa de la mortalidad, sin que se haya originado una mayor demanda de la ocupación hospitalaria y de UCI.

Estas son Amazonas, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Callao, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad, Lambayeque, Lima provincias; así como Loreto, Madre de Dios, Moquegua, Pasco, San Martín, Tumbes y Ucayali.

A escala nacional, la positividad está en 4% y estamos muy cerca de terminar la cuarta ola, según Carbajal. En el caso de los contagios, si bien siguen a la baja, aún se tienen cifras por encima del inicio de la cuarta ola. Lo mismo pasa con los casos UCI y fallecidos. Mientras que en la ocupación hospitalaria se han reportado 376 hospitalizados por COVID-19, la cifra más baja de toda la pandemia.

Al respecto, César Munayco, investigador del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC - Perú), señaló que se vienen monitoreando todas las cifras.

“Nosotros usamos dos indicadores: casos y hospitalizados. Tienen que pasar cuatro semanas seguidas de cifras bajas para poder dar por terminada una ola. En hospitalización ya estamos con cifras muy bajas y los casos están en descenso”, dijo.

Reiteró que todavía estamos recién en una semana por debajo de los niveles que ellos consideran. “Nos faltan tres semanas más, si eso continúa así, lo más probable es que termine la cuarta ola”, agregó.

Conoce desde cuándo se utilizará la mascarilla de manera obligatoria en espacios abiertos Foto: Clinton Medina/La República

La pandemia en declive

Hace poco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó que el fin de la pandemia está cerca, pues la mayor parte del mundo ha logrado inmunidad natural y está vacunada.

Según Munayco, si el comportamiento de la pandemia continúa bajando su magnitud, si sigue ómicron y no se presenta otra variante, lo más probable es que ya estemos entrando a una fase endémica.

El virus va a circular en la población de manera endémica y permanente. Va a generar algunos brotes y epidemias, pero ya no de la magnitud de la pandemia de la primera y segunda ola”, explicó Munayco.

En este fase -explicó- la pandemia pierde su capacidad de generar una gran cantidad de muertes y forma parte ya del resto de virus que viene circulando en el mundo.

Dijo que este año es decisivo y hay que esperar a diciembre. “Si a fin de año se produce una ola menor significa que lo más probable es que la pandemia acabe”, indicó el experto.

¿Si entramos a esa etapa va a ser necesario seguir vacunando? “Sí, se tiene que continuar con ello, pero probablemente los esfuerzos se enfoquen en la población más vulnerable. Es decir, mayores de 60 años y personas con con comorbilidad”.

Inmunidad natural y vacunación

¿A qué se debe que en las regiones con menos tasa de vacunación contra la COVID-19, como Puno, Cajamarca y Ayacucho, no se haya registrado una alta mortalidad? Según César Munayco, uno de los factores es la inmunidad natural y a eso se suma la vacunación. “Algo importante es que ha ayudado es que los servicios de salud nunca se saturaron. Había camas, el riesgo de morir y complicarse era mucho menor que en olas anteriores”.

Desde el inicio de la pandemia, el hospital Almenara atendió a cerca de 900 bebés sanos de gestantes que estaban infectadas con COVID-19.