Sociedad

Virus coxsackie: ¿qué es, cuáles son los síntomas y qué hacer para prevenirlo?

Los casos siguen en aumento, por ello en Cajamarca suspendieron las clases presenciales. Conoce más detalles sobre la enfermedad viral en esta nota.

Minsa emitió una alerta epidemiológica ante el incremento de casos de coxsackie. Foto: Instagram / Vital Health
Minsa emitió una alerta epidemiológica ante el incremento de casos de coxsackie. Foto: Instagram / Vital Health
Yaritza Diaz

Atención. Cada vez son más los menores que se infectan con el virus coxsackie. Hace unas semanas, los casos registrados solo se reportaban en el interior del país; sin embargo, el último lunes se conoció que también hay pacientes en Lima, específicamente en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de San Borja.

A la fecha, los casos se han registrado en Ucayali, Apurímac, Pucallpa y Cajamarca. Precisamente, en esta última región, suspendieron las clases presenciales de inicial por el brote de infección que se reportó.

“(Decidimos) suspender las clases presenciales a partir del lunes 18 de abril en el nivel inicial para aquellas secciones donde se han identificado casos positivos. En los distritos de Jaén, Colasay, Huabal, Chontalí, Bellavista, Santa Rosa y Pucará, de la provincia de Jaén. En los distritos de San Ignacio, San José de Lourdes, Chirinos y La Colpa, de la provincia de San Ignacio”, se lee en una parte del comunicado que emitió la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Jaén.

Casos de coxsackie están en Lima y regiones del país. Foto: Instagram / Vital Health

¿Cuáles son los síntomas?

Al respecto, Luis Leiva, médico pediatra de EsSalud, recalcó que la enfermedad de manos, pies y boca (EMPB) es altamente contagiosa, por lo que instó a los padres de familia a ser muy cuidadosos con la higiene de los más pequeños.

“Esta es una infección viral leve, bastante contagiosa y frecuente en los niños pequeños. Se caracteriza por la presencia de llagas en la boca y erupción cutánea en las manos y pies. La causa más frecuente es por la presencia del virus coxsackie”, detalló el especialista a La República.

En esa línea, el médico explicó que el coxsackie suele presentarse en menores de 10 años, pero en especial en los que tienen menos de 5. Asimismo, dijo que la enfermedad dura entre siete a 10 días, aproximadamente, y en el último de estos puede que ya no sea contagiosa.

Los síntomas de alerta son varios y pueden presentarse todos o solo algunos. El principal es la fiebre, que puede durar de dos a tres días. El dolor de garganta, falta de apetito, malestar general, llagas en la parte delantera de la boca y garganta, así como una erupción cutánea en las manos o pies también son otras sintomatologías.

En ese sentido, advirtió que, de no tratarse a tiempo la condición o como corresponde, se pueden registrar otras complicaciones como una meningitis viral o encefalitis. La deshidratación también puede ser perjudicial para los pequeños.

“Cuando hay lesiones en la boca que provocan dolor, muchas veces impiden que puedan tragar alimentos o tomar líquidos (…) Como cualquier enfermedad vírica, pueden afectar el cerebro y causar otro tipo de complicaciones. Estos son casos extremos que pueden pasar como en otro proceso infeccioso”, subrayó el especialista.

Lazy loaded component

¿Cómo se puede prevenir el coxsackie?

El pediatra hizo hincapié en la higiene de los niños, que puede ser desde el lavado correcto de las manos hasta la desinfección de las áreas comunes donde suele estar y jugar. “Las guarderías también deberían seguir un cronograma muy fuerte de aseo”, aseveró el experto de EsSalud.

Para el doctor Luis Leiva, los juguetes también deben ser estrictamente desinfectados, ya que el virus puede sobrevivir en estos objetos muchos días.

“Los chupones son, generalmente, los propagadores de estos problemas de boca. Por eso hay que limpiarlos con frecuencia y desecharlos cada cierto tiempo”, apuntó.

Lazy loaded component

¿Qué otras medidas se deben tener en cuenta?

  • Lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos y ayudar a los niños a hacerlo después de ir al baño, toser y estornudar.
  • No tocarse los ojos, la nariz y la boca. No olvidar limpiar y desinfectar las superficies como las manijas de la puerta y juguetes de niños.
  • Evitar frecuentar a personas infectadas y compartir objetos personales, incluidos cubiertos y platos. En caso haya un miembro de la familia con el virus en casa, aislarlo por 10 días.