CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Sociedad

COVID-19: ¿por qué la mayoría de peruanos no acude a aplicarse la tercera dosis de la vacuna?

Hasta la fecha, solo el 35,14% de la población objetivo tiene la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Expertos ponen énfasis en no descuidar las inmunizaciones pese a la disminución de víctimas mortales y hospitalizaciones.

Hasta marzo de este 2022, solo el  35,14% de la población objetivo cuenta con la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19. El panorama empeora en el interior del país. Foto: La República
Hasta marzo de este 2022, solo el 35,14% de la población objetivo cuenta con la tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19. El panorama empeora en el interior del país. Foto: La República
Winny  Moya

La tercera dosis de la vacuna contra la COVID-19 se aplica en Perú desde noviembre de 2021 a todas las personas de 18 años a más. A casi cuatro meses desde que las autoridades sanitarias aprobaron el refuerzo de la inmunización para la ciudadanía, solo el 35,14% de la población objetivo en general cuenta con el esquema de vacunación completo.

De acuerdo con los reportes del Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis), entre las regiones con menores porcentajes de aplicación de la dosis de refuerzo, se encuentran Puno, con el 13,68%; Madre de Dios, con el 14.75%; Loreto, con el 19.92%; Ayacucho, con el 19.38%; Huancavelica, con el 22.36% y Amazonas, con el 22.84%.

Por otro lado, las regiones con mejor panorama de vacunación en todo el país no superan el 50%. Entre ellas se encuentran Lima, con 44.73%; Callao, con 46.62%; Ica, con 45%, y Áncash, con 43.75%.

El infectólogo Carlos Medina señaló el exceso de confianza entre los ciudadanos como una de las principales causas de las bajas tasas de aplicación de la tercera dosis. “Justamente previo a la tercera ola se mandó un mensaje que fue malinterpretado por las personas, de que la ola que se venía, era una muy débil, con una variante poco letal, que no iba a generar complicaciones. Entonces, hubo un exceso de confianza con respecto a eso. El hecho de escuchar que la variante es más leve hizo que no le dieran la importancia debida”, afirmó en diálogo con La República.

Como un segundo punto, el especialista mencionó el inició de las inmunizaciones a los menores de edad como otras de las posibles causas del descuido del refuerzo en el otro grupo poblacional. Se retiró del radar a los adultos mayores, que son la población que más ha fallecido en la tercera ola. Son mensajes que todavía se siguen dando. Falta ser más contundente en el mensaje. Los adultos mayores no la han pasado bien, sobre todo quienes están por encima de los 60 y principalmente los mayores de 80 años”, continuó.

La vacunación en el país continúa. Minsa instó a la ciudadanía a recibir la tercera dosis para que estén protegidos ante la variante ómicron. Foto: Marco Cotrina / La República

Hasta este mes de marzo, los casos confirmados de COVID-19 y los decesos por esta enfermedad siguen descendiendo en todas las regiones. Si la tendencia se mantiene así, es probable que en marzo finalice la tercera ola, según informó el director de Vigilancia en Salud Pública del Ministerio de Salud (Minsa), César Munayco.

“El hecho de que en el promedio hayan menos personas fallecidas que en olas previas, hay que recordar que las olas previas fueron sin vacunación. Ahora, con un porcentaje tan alto que tenemos, al menos con las dos primeras dosis, no se puede permitir que hayan tantos fallecidos”, recalcó el especialista de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

¿Qué estrategias se deben aplicar ante las bajas tasas de aplicación de la tercera dosis?

Para Carlos Medina, es importante que el Minsa transmita las cifras que va dejando la crisis sanitaria de manera desglosada, ya que de esta manera se podrá apreciar que hay grupos de edad que corren mucho mayor peligro ante el virus. “Lo que han hecho es mostrar los datos de los fallecidos en global, pero así no se aprecia el impacto que ha tenido, si se desmenuza por edades, ahí se puede ver el número contundente de fallecidos”, acotó. También apuntó a ordenar la data que ya se tiene y transmitirla de una forma fácil de entender.

“Se debe enviar un mensaje contundente de que la tercera dosis no solamente es para evitar infectarte, como se piensa, en realidad es para disminuir riesgo de muerte, principalmente en grupos vulnerables, como adultos mayores”, explicó.

Vacunación en casa

La población que más afectada resultó con la pandemia del coronavirus es la de los adultos mayores, quienes lamentablemente no están acudiendo a los centros de vacunación por su dosis de refuerzo. “Ahorita hay coberturas muy bajas para los mayores de 60 años, muy bajas. Vas a provincias, Madre de Dios, Iquitos, se ven porcentajes de menos del 30% en adultos mayores, entonces es importante potenciar la vacunación casa por casa, porque en este momento no hay muchas personas que se acerquen a los vacunatorios”, enfatizó el médico infectólogo.

El Minsa implementó la estrategia de vacunación casa por casa para inocular a las personas que no pueden acercarse a los centros de inmunización. Foto: Antonio Melgarejo Yaranga / La República

¿Cuál es el escenario de una eventual cuarta ola en Perú?

El Minsa confirmó este miércoles en su último reporte que el término de la tercera ola del coronavirus sería a finales de marzo o a principios de abril, ya que la tendencia a la baja de casos se mantiene. Sin embargo, para el especialista, la experiencia internacional no pronostica buenos escenarios si se suavizan las restricciones.

“En Europa, al suspenderse las restricciones, todos han empezado a incrementar los casos. Poblaciones que han tenido una alta cantidad de contagios, como el Reino Unido, Dinamarca, España, Francia, Alemania u Holanda están teniendo ahorita una gran cantidad de contagios. Claro, se están infectando, pero no están siendo hospitalizados. Eso es bueno, pero no necesariamente se va replicar de la misma manera en nuestro país, porque nuestra población está mucho más frágil”, destacó el experto.