Diresa Tumbes: Desinformación es obstáculo para avanzar en vacunación de un 15% de la población

El director regional de Salud manifestó que un promedio de 35.000 personas aún no han sido inmunizadas contra la COVID-19. Creencias religiosas y desinformación serían algunas de las razones.

Aunque la mayoría de población ya recibió la vacuna, aún existe resistencia desde un grupo. Foto: La República.
Aunque la mayoría de población ya recibió la vacuna, aún existe resistencia desde un grupo. Foto: La República.
Almendra  Ruesta

El pasado martes 26 de enero, la Dirección Regional de Salud de Tumbes informó sobre la defunción de un bebé de un año de edad, el cual contrajo la COVID-19. Las autoridades sanitarias detallaron que, debido a sus convicciones religiosas, en un primer momento los padres se habrían negado a acudir a los centros de salud.

Esta es una problemática que se extiende a distintos puntos de la región fronteriza. De acuerdo con lo declarado por el director regional de Salud, Rommel González, aún existe un 15% de la población objetivo, que implica un aproximado de 35.000 personas, que no acceden a la inoculación de la vacuna contra el coronavirus.

El médico resaltó que uno de los principales obstáculos sería la desinformación producto de creencias religiosas o alimentada por noticias falsas que se difunden a través de las redes sociales. Además, complementó que se han identificado grupos religiosos que se oponen a la vacunación en distintas zonas de la región, como Zarumilla, Canoa de Punta Sal o Mata Palo.

“Algunos pastores tienen preceptos como no permitir la vacunación. No creen en la vacuna y eso lo transmiten a otros miembros de su comunidad. Al momento que las personas adultas no se protegen, el problema también lo trasladan a otros, como a este bebé que no debió de fallecer”, puntualizó.

PUEDES VER: Tumbes: sicarios asesinan a sujeto que era buscado por intento de homicidio

El funcionario señaló que ya han entablado conversaciones con algunos líderes religiosos, sin embargo, no todos accedieron a dejar de difundir mensajes antivacunas.

Caso

El funcionario explicó que el bebé de un año de edad contaba con dos comorbilidades que no habían sido detectadas por sus progenitores. La anemia y la desnutrición crónica serían factores que complicaron su estado, tras contagiarse de la enfermedad viral.

Foto: La República

“Estas enfermedades impiden que en niños de esta edad se desarrollen buenas defensas, como sucedería con uno que tiene su contextura normal. Estas condiciones de desnutrición crónica y anemia también son factores de riesgo”, comentó González.

La autoridad sanitaria resaltó que otro niño, primo del bebé fallecido, también habría dado positivo a la enfermedad viral, por lo que existiría una transmisión en el grupo familiar.