Jicamarca: familia perdió su casa por derrumbe de muro de contención tras sismo de 5.6

Afectada pide ayuda a autoridades, ya que no tiene dónde dormir y no puede trabajar debido a que cuida de sus bebés de pocos meses de nacidos.

Así quedó la vivienda de la familia tras el derrumbe. Foto: difusión
Así quedó la vivienda de la familia tras el derrumbe. Foto: difusión
Teodardo Cervantes

La madrugada del reciente viernes 7 de enero, Lima fue epicentro de un sismo de magnitud 5.6.

Mientras millones de personas abandonaban sus camas para ponerse a buen recaudo cuando la tierra aún temblaba, un muro de contención rústico, en el asentamiento humano Cruz de Palomar, en Jicamarca, localidad perteneciente al distrito San Antonio de Chaclla, región Lima, cedió y sus restos tumbaron la casa de Beatriz Prudencio Morales.

PUEDES VER: Maternidad y teletrabajo: ¿cuál ha sido el impacto en la salud mental de las madres durante pandemia?

En diálogo con La República, Rosario Ariza Lazo, cuñada de la mujer afectada, señaló que Prudencio Morales se despertó por el movimiento telúrico junto a su esposo y sus tres menores hijos, pero no pudo salir de su vivienda, ya que dos de ellos no cumplen ni el año de nacidos.

Fue bajo ese contexto que fueron testigos de cómo los restos del muro de contención contiguo a su vivienda, tras tumbar sus paredes de madera, se abría paso por su sala, lo que generó que también colapse su techo de calamina.

PUEDES VER: COVID-19: ¿en qué momento y qué prueba debes realizarte para diagnosticar el coronavirus?

“Justo cuando iba a salir, todas las piedras cayeron a su casa. No llegó a la puerta. A su esposo le cayó piedras en uno de sus pies, pero, además de ello, gracias a Dios, no hubo daños físicos”, comentó.

Muro de contención cayó sobre sala de la vivienda. Foto: difusión

A raíz de este hecho, esta familia se quedó sin lugar para vivir y perdieron muchos de los objetos que tenían. Ariza Lazo indicó que tuvieron que ser acogidos por otros parientes de forma temporal a fin de que tengan un espacio para pasar la primera noche. No obstante, la incertidumbre sobre qué pasará con ellos continúa.

PUEDES VER: Comas: hacen cola desde ayer para realizarse pruebas de descarte de la COVID-19

Según dijo, tras conocer lo ocurrido, personal de la Municipalidad de San Antonio de Chaclla, llegó hasta ese sitio y se comprometió a ayudarlos, pero, hasta el momento, nadie ha realizado acción alguna.

Consultada sobre si era la primera vez que un hecho similar ocurría en la zona, Rosario Ariza mencionó que en sismos de similar magnitud otras partes de ese mismo muro de contención rústica se había desprendido y afectado a familias.

PUEDES VER: Casas precarias y suelos inestables: distritos de Lima más vulnerables ante sismos de gran magnitud

Es por ello que pide a las autoridades competentes que los ayuden con la construcción de un nuevo muro de contención, a fin de evitar alguna posible tragedia. Asimismo, solicita apoyo económico para su cuñada y familia, ya que ella no puede trabajar por cuidar a sus bebés y su esposo, obrero de construcción que, tiene una lesión en uno de sus pies.

Para cualquier tipo de ayuda, puede contactarse con el número 976 431 566.