PNP inicia investigación por el caso de hombre que cayó desde uno de los pisos de la Dirincri

La Inspectoria General de la PNP ha iniciado la investigación administrativo-disciplinaria correspondiente, a fin de determinar las responsabilidades que hubiere.

Sánchez Córdova había pasado por algunas pericias como la psicológica y estaba en manos del área de Homicidios.  Foto: Andina
Sánchez Córdova había pasado por algunas pericias como la psicológica y estaba en manos del área de Homicidios. Foto: Andina
Sociedad LR

La Policía Nacional del Perú (PNP) emitió un comunicado sobre el caso de Raúl Enrique Sánchez Córdova (25), quien fue encontrado sin vida en los exteriores del edificio de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), ubicado en la avenida España, en el Centro de Lima.

En ese sentido, la Inspectoria General de la PNP ha iniciado la investigación administrativo-disciplinaria correspondiente, a fin de determinar las responsabilidades que hubiere.

En el documento se indica que, tras ser detenido por “la presunta comisión del delito contra la vida, el cuerpo y la salud-homicidio en agravio de las Q. E. V. F. Regina Mamani (68) y Yolanda Corrales de Sánchez (85)”, Sánchez Córdova fue conducido hasta las instalaciones de la Central Operativa Policial Alcides Vigo Hurtado.

PUEDES VER: La Molina: joven que mató a su abuela cayó desde el octavo piso

Posteriormente, a las 5.00 a. m. de este viernes 8 de octubre, se informó que “al parecer un detenido se habría precipitado de uno de los pisos del referido complejo policial, constatando que se trataba de Raúl Enrique Sánchez Córdova”.

Comunicado PNP

Cabe resaltar que, según fuentes no oficiales de la PNP, Sánchez Córdova había pasado por algunas pericias, como la psicológica, y su caso estaba en manos del área de Homicidios; sin embargo, cuando el hombre era trasladado a una carceleta dentro de la Dirincri, habría forcejeado con los policías antes de caer del piso 8.

Sobre el caso

El jueves 7 de octubre, Raúl Sánchez Córdova (25) asesinó con un arma blanca a su abuela y a la cuidadora de esta al interior de un inmueble ubicado en la cuadra 1 de la calle Los Datileros, en el distrito de La Molina. Antes del crimen, ambas mujeres lograron ponerse a buen recaudo en una de las habitaciones tras pedir auxilio a sus familiares, pero la ayuda llegó demasiado tarde.

Al promediar las 9.00 a. m., el tío de Sánchez Córdova encontró al sujeto ensangrentado y a las dos mujeres sin vida.

Familiares de la trabajadora del hogar señalan que la mujer laboraba cuidando a la octogenaria hace más de 20 años y que durante ese tiempo les comentó de la actitud agresiva de Raúl Sánchez Córdova, quien ya la había agredido verbalmente en anteriores ocasiones.

Los hijos de la trabajadora exigen justicia, pues su madre les contó que Sánchez sufría de adicción a las drogas. Sin embargo, la familia del hombre indicó que este sufría de problemas mentales. El caso aún está en investigación.