Lambayeque: a puertas de la tercera ola, reuniones sociales no se detienen

El último fin de semana se intervino y clausuró diversos locales en la región por vulnerar las normas de bioseguridad. Gobernador regional anuncia fiscalización más severa.

En su mayoría, son los jóvenes quienes cada fin de semana concurren a discotecas con fachada de restaurantes. Foto: La República.
En su mayoría, son los jóvenes quienes cada fin de semana concurren a discotecas con fachada de restaurantes. Foto: La República.
LR Norte

Preocupación ha generado en las autoridades de Lambayeque que, pese al próximo inicio de una tercera ola de la pandemia, las reuniones sociales no se detienen. El último fin de semana se intervino y clausuró diversos locales en la ciudad de Chiclayo por vulnerar las normas de bioseguridad.

Consultado sobre esta problemática, el gobernador regional, Luis Díaz Bravo, anunció que convocará a los integrantes del Comité Regional de Seguridad Ciudadana (Coresec) Lambayeque para tomar acciones urgentes que eviten que los bares y discotecas con fachada de restaurantes se conviertan en foco de contagio del coronavirus y su peligrosa variante Delta.

“Hemos reactivado el Coresec, del cual soy presidente, y estoy convocando a una reunión para establecer acciones que permitan hacer una fiscalización más severa, sobre todo en las discotecas, restaurantes. Se va a comenzar a intervenir porque ya no se está respetando las medidas de bioseguridad”, declaró el gobernador lambayecano en conversación con La República.

La necesidad de reactivar la economía llevó a que se flexibilicen las restricciones, situación que es aprovechada por algunos propietarios de locales que ven en las fiestas y el consumo de licor una fuente segura de ingresos. Esto ha quedado evidenciado en los múltiples operativos, donde se muestra a decenas de jóvenes huyendo de los negocios tras ser hallados transgrediendo la normatividad sanitaria.

En ese sentido, la vigilancia para el cumplimiento de las medidas sanitarias que evitan el contagio del coronavirus apunta a ser más enérgica tras la reunión de coordinación que sostengan las autoridades regionales, locales, Policía Nacional y representantes del Ministerio Público.