VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más

Exigen investigar muerte de dos trabajadores en un campamento de Camisea

Misterio en el Cusco. Un enfermero y un chef fueron hallados sin vida luego de un asalto en una base de la empresa INMAC, del Grupo Repsol, en La Convención. Según familiares, los asesinaron.

Justicia. Familia de Segundo Montes Torres y Peter Dávila Cardozo piden rápido actuar de las autoridades. Foto: difusión / referencial
Justicia. Familia de Segundo Montes Torres y Peter Dávila Cardozo piden rápido actuar de las autoridades. Foto: difusión / referencial
Óscar Chumpitaz

Se llama Soledad y fue ella quien tuvo que reconocer el cuerpo de su hermano, Segundo Salvador Montes Torres, un técnico enfermero que murió con su compañero de trabajo, el chef Peter Dávila Cardozo, durante un asalto en la comunidad nativa de Camisea, capital de Megantoni, distrito creado tras separarse de Echarate, en la provincia cusqueña de La Convención.

Ahora a Soledad le toca ser la voz de una familia atravesada por la tragedia, y exige que los sospechosos de haber perpetrado el doble crimen, que están prófugos, caigan en manos de la justicia. “Que tengan un poco de humanidad y se entreguen”.

Ambos trabajadores se encontraban vinculados a la empresa INMAC, perteneciente al Grupo Repsol, con presencia en el proyecto Camisea. Ellos estaban en el campamento U-600 cuando fueron víctimas de un asalto, aseguraron los deudos.

“La impotencia que tenemos es indescriptible. Creo que hay un encubrimiento para que los responsables escapen de la ley”, dijo Soledad, en diálogo con La República.

Además pide a los testigos que se presenten a la justicia.

“Esa es la única ayuda que nos pueden dar para que agarren a los asesinos de mi hermano y para que no hagan nunca más estas cosas”, se quejó la joven indígena de la etnia Yine.

Víctimas. Segundo Montes Torres y Peter Dávila Cardozo habrían sido asesinados tras asalto. Foto: composición / difusión

Estaban desaparecidos

Los dos trabajadores habían desaparecidos en el sector del Bajo Urubamba, en aguas del río Camisea, el 26 de julio pasado, pero recién ayer entregaron los cuerpos a los deudos. Inicialmente se dijo que ellos habrían intentado escapar, luego del asalto, en un peque peque. Esta versión habría sido desestimada por los familiares.

“Me indigna la mala información. Mi hermano tenía más de ocho años trabajando para la empresa, él no tenía motivos para fugarse, como han dicho algunos medios. Ellos estaban solos en el campamento y los asaltaron. No era la primera vez”, dijo Cani Nisida Montes, familiar del técnico enfermero.

“Mi hermano, que también trabaja en INMAC, nos llamó para decirnos que habían sobrevivido al escaparse de un asalto y que sus compañeros se perdieron y que los iban a rescatar, pero aparecieron muertos”, indicó Tatiana Tuesta Ríos.

Persona solidaria

Segundo Salvador estaba a cinco días de culminar su turno, pero ese asalto frenó su retorno a su hogar donde lo esperaban su esposa y su pequeña hija.

Sus compañeros aseguran que siempre mantuvo una conducta ejemplar como técnico de enfermería. Era muy solidario no solo con los trabajadores sino con la población de Megantoni, a quienes llevaba apoyo.

“La posición de la familia es que el caso no debe quedar impune. Nosotros estamos convencidos de que los asesinaron y queremos que se investigue”, dijo Soledad Montes con la esperanza de encontrar justicia.

Claves

Autopsia. De acuerdo al certificado de necropsia del 29 de julio, Segundo Montes falleció de una asfixia por broncoaspiración y agentes causantes por determinar.

Silencio. Hasta el momento, la empresa -para la cual trabajaba- no se ha pronunciado oficialmente. Sin embargo, viene colaborando con la investigación policial.