VRAEM: narcos captan a menores para transportar cocaína

Agentes antidrogas capturaron a dos jóvenes y un adolescente con 697 kilos de alcaloide de cocaína en Satipo, Junín. Menores intentan salir de la pobreza sirviendo como ‘mochileros’.

Jóvenes eran reclutados por dinero o bajo amenaza de muerte. Foto: difusión
Jóvenes eran reclutados por dinero o bajo amenaza de muerte. Foto: difusión
Sociedad LR

Por Jacob Reyes A.

Los niños y adolescentes son discretos, baratos y su detención apenas inquieta a los clanes o firmas de la droga. Por esta razón, los menores de edad se han convertido en el último y más eficaz método del narcotráfico para sacar cocaína del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Se trata de jóvenes que intentan salir de las condiciones de pobreza sirviendo como ‘mochileros’ para estas mafias.

Así quedó al descubierto durante una operación ejecutada por agentes de la División de Maniobras Contra el Tráfico Ilícito de Drogas Los Sinchis de Mazamari y del Departamento de Operaciones Especiales Escorpión (Dirandro), en el sector denominado Parijaro, distrito de Río Tambo, provincia Satipo, en la región Junín, donde fueron capturados tres ‘narcos’, uno de ellos menor de edad, con 697.100 kilos de alcaloide de cocaína (340 paquetes de clorhidrato de cocaína, con un peso de 353 Kg., y 344 paquetes de PBC, con un peso de 344.100).

Jefri Kenides Sanchez Marzano (22), Miguel Angel Duran Saume (25) y un adolescente de 17 años de edad habían sido captados por una organización internacional, indicó el coronel Manuel Vidarte Pérrigo, quien estuvo al mando del operativo.

Había 39 mochilas con droga

El lugar donde fueron descubiertos era utilizado como un almacenamiento o centro de acopio hasta donde llegaban los cargamentos de droga transportados por ‘mochileros’. De ahí eran llevados hacia las pistas clandestinas, en la zona baja del Urubamba, hacia donde realizaban una travesía de largos días de camino por la cordillera del Vilcabamba, actual Parque Nacional Otishi.

El cargamento de droga se encontraba oculto en 39 ‘mochilas’. También se halló una escopeta retrocarga, con número de serie ilegible, y cartuchos.

El cargamento de droga se encontraba oculto en 39 ‘mochilas’. Foto: difusión

El empleo de menores de edad para el traslado de cocaína en el Vraem fue alertado por las organizaciones indígenas de la amazonia, quienes denunciaron la captación de sus hijos adolescentes para este propósito.

Jóvenes son ‘carne de cañón’

“Se convierten en carne de cañón y el fenómeno es cada vez más frecuente, los menores son reclutados por dinero en algunos casos, pero en otros son obligados bajo amenazas de muerte”, reveló un agente antidrogas

La mayoría de los viajes son largos: dos semanas para llegar a su destino y 10 días para volver a su casa. Llevan 10, 15 o 20 kilos de cocaína.

En el Vraem, un kilo de cocaína se vende por alrededor de US$ 800 a 900. Su valor es 20 veces superior en el comercio al por mayor en Miami. Vendido a los consumidores de drogas en Londres o París, ese polvo blanco que parece inocuo tiene un valor de más de US$ 60.000 por kilo.