Sismo en Lima: realizaron reparaciones en centro comercial por daños sufridos durante temblor

El gerente de Defensa Civil de Chorrillos realizó una inspección en el lugar y descartó que las estructuras hayan sido perjudicadas.

Centro comercial tuvo hasta las 3.00 p. m. para colocar todas las baldosas en su sitio. Foto: captura de 24 Horas / difusión
Centro comercial tuvo hasta las 3.00 p. m. para colocar todas las baldosas en su sitio. Foto: captura de 24 Horas / difusión
Sociedad LR

El sismo 6.0 de ayer 22 de junio tuvo como epicentro la ciudad de Mala, pero se sintió en gran parte de la región Lima. El movimiento telúrico produjo varios estragos no solo en el sur chico, si no también en la capital peruana, tanto en viviendas como en locales comerciales, por lo que los operadores de estos establecimientos tuvieron que hacer rápidamente los arreglos necesarios.

Fue el caso del Mall del Sur, en Chorrillos, donde las baldosas del cielo raso se cayeron en uno de los niveles. El sismo se produjo a las 9.54 p. m., por lo que a esa hora el local ya estaba cerrado y el público no se vio afectado.

El gerente de Defensa Civil de la Municipalidad de Chorrillos realizó durante el día una inspección en centros comerciales y supermercados del distrito para verificar que no registren daños y si los hubieran, tomar las medidas del caso.

Lazy loaded component

El representante edil informó a 24 Horas que el Mall del Sur no presentó daños en su estructura, tales como rajaduras o caídas de columnas o muros. Precisó que las baldosas son acabados superficiales elaboradas con material muy ligero, por lo que no podría generar daño a ninguna persona.

Dijo que un promedio de 100 metros cuadrados del centro comercial se vio afectado por la caída de los acabados del cielo raso y se les dio plazo hasta las 3.00 p. m. a los operadores para que terminen de hacer las reparaciones. Durante este tiempo la atención en el mall fue con normalidad, aunque se restringieron las zonas donde se llevaban a cabo los trabajos.

El gerente municipal también visitó supermercados y les recomendó colocar sus productos lo más al fondo posibles de los anaqueles para justamente evitar caídas como las que ocurrieron durante el sismo.