¿Qué hacer y cómo actuar en caso de sismo si te encuentras en el transporte público?

La ATU indicó que existen protocolos de seguridad que se deben cumplir, así como también seguir las indicaciones del personal de orientación.

En el caso del Metropolitano, si el bus se encuentra en viaje durante el sismo, el conductor deberá parar hasta que el movimiento termine. Foto: La República
En el caso del Metropolitano, si el bus se encuentra en viaje durante el sismo, el conductor deberá parar hasta que el movimiento termine. Foto: La República
Sociedad LR

El sismo de magnitud 6.0 ocurrido el martes 22 de junio causó mucho temor entre los habitantes de Lima Metropolitana, ya que a pesar de no ser el epicentro, se sintió con bastante intensidad. Al respecto, la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) recordó los protocolos que los servicios de transporte tienen para este tipo de situaciones.

Lo primero que la ATU exhorta a los usuarios es a mantener la calma y seguir las indicaciones del personal de orientación y de seguridad.

Metropolitano

Si es el sismo ocurre cuando la unidad se encuentra en desplazamiento, el protocolo exige que el conductor se detenga hasta que termine el evento natural y luego se dirija hacia la estación más cercana.

Si el sismo ocurre cuando los buses se encuentren en la zona de embarque de las estaciones, las puertas deberán permanecer abiertas para facilitar la evacuación de las personas.

Tanto los agentes de seguridad como los orientadores actuarán como brigadistas con la finalidad de informar y conducir a los pasajeros hacia los círculos amarillos, considerados como zona de seguridad.

La ATU precisó que los patios, terminales, la estación Central y estaciones intermedias cuentan con infraestructura antisísmica resistente a movimientos telúricos de gran magnitud y con sistemas de seguridad contra incendios.

Metro de Lima

El plan de contingencia en este servicio señala la detención de los trenes y mantener las puertas cerradas hasta que el sismo haya culminado. Durante este tiempo las personas tendrán que permanecer en sus sitios.

Tras el sismo, las estructuras serán verificadas y si se encuentran en buenas condiciones, el conductor podrá seguir con el viaje, o de lo contrario, los usuarios deberán evacuar siguiendo las instrucciones del personal orientador.

Esto precisamente ocurrió ayer en la estación Pirámide del Sol, en San Juan de Lurigancho, donde las personas tuvieron que caminar por los rieles hasta llegar a la siguiente estación.

Corredores Complementarios

Los controladores de vía, que se ubican en los paraderos, se encargarán de evacuar a los pasajeros hacia lugares seguros donde no haya edificios con ventanas, postes de luz o alguna estructura que pudiera desplomarse.

Mientras dure el sismo, los conductores de los buses deberán estacionar su vehículo al lado derecho de la pista, alejado de árboles, postes u otro posible peligro. En caso de estar sobre o debajo de un puente deberá avanzar hacia un punto seguro.