Áncash: bebé de 20 días de nacido es intervenido a corazón abierto

La enfermedad del bebé hizo que desarrollara cianosis (coloración azul de la piel a causa de una mezcla anormal entre la sangre venosa y la arterial), lo que disminuía la saturación de oxígeno en la sangre poniendo en riesgo su vida.

Se trata del paciente más pequeño sometido a una cirugía cardiovascular compleja. Foto: referencial
Se trata del paciente más pequeño sometido a una cirugía cardiovascular compleja. Foto: referencial
LR Norte

Un bebé de 20 días de nacido y con un peso de 3.800 kilogramos, procedente de Chimbote, región Áncash, logró ser sometido a una cirugía de alto riesgo a corazón abierto para corregir una cardiopatía congénita grave.

La intervención estuvo a cargo del equipo multidisciplinario de cirugía cardiovascular del Instituto Nacional de Salud del Niño (INS) San Borja de Lima. Se trata del paciente más pequeño sometido a una cirugía cardiovascular compleja durante la pandemia por la COVID-19.

“El pequeño llegó al hospital con un defecto cardíaco poco frecuente en el que los grandes vasos sanguíneos que nacen del corazón están conectados de manera inversa con los ventrículos, provocando el anormal flujo de los pulmones y la circulación, impidiendo que la sangre sea transportada de forma normal desde el corazón hacia el resto del organismo”, informó el cirujano Martín Bedoya.

Niño azul

El especialista explicó que la enfermedad del bebé hizo que desarrollara cianosis (coloración azul de la piel a causa de una mezcla anormal entre la sangre venosa y la arterial) de forma temprana, lo cual disminuía la saturación de oxígeno en la sangre poniendo en riesgo su vida.

De inmediato, el equipo cardioquirúrgico programó una cirugía compleja mediante la técnica switch arterial o cirugía de Jatene, que consiste en restituir la anatomía del paciente y poner cada arteria en su sitio a fin de lograr que la sangre llegue de forma correcta hacia todo el cuerpo. La cirugía duró cerca de cuatro horas.