ELECCIONES PRESIDENCIALES EN BRASIL - Bolsonaro y Lula pasan a segunda vuelta
CONTEO RÁPIDO AL 80,9% EN VIVO - Rafael López Aliaga y Daniel Urresti en empate técnico por la alcaldía de Lima
Sociedad

Puno: ganaderos piden intervención militar por contaminación del río Ramis

El agua contaminada es producto del lavado de la tierra a presión de motobomba. Productores ganaderos y agrícolas, levantaron su voz de protesta exigiendo medidas de control urgente.

Se presume que contaminación proviene de relaves de la minería ilegal. Foto: Radio Altura
Se presume que contaminación proviene de relaves de la minería ilegal. Foto: Radio Altura
LR Puno

Puno. Los comités de regantes de la provincia de Azángaro, afectados por la minería, solicitaron a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), interdicción en el sector de Ancocala, provincia de Sandia, zona de minería ilegal e informal. El pedido es también para todas aquellas que evacúan relaves mineros a la cuenca del río Ramis que desemboca en el Titicaca.

El agua contaminada es producto del lavado de la tierra a presión de motobomba. Con este método separan las chispas de oro de la tierra. En la provincia de Azángaro los productores ganaderos y agrícolas, levantaron su voz de protesta exigiendo medidas de control urgente. Acordaron que si no se adoptan acciones drásticas será imposible frenar la contaminación.

Luis Díaz, alcalde del centro poblado de Carlos Gutiérrez, distrito de Crucero, provincia de Carabaya, aseguró que los funcionarios de la Dirección de Minas de Puno, saben de la ubicación de los puntos de contaminación, pero no adoptan medidas de control.

La semana pasada una comitiva integrada por representantes de la Fiscalía en Materia Ambiental, y representantes de varias comunidades. Recorrieron varias concesiones mineras formales, donde aparentemente tenían control de sus relaves, pero los representantes de la Dirección de Minas no los llevaron a las zonas más críticas.

Carlos Gutiérrez, dijo que la única salida más viable sería la interdicción militar. Dejó entrever que un presunto contubernio entre los funcionarios del sector de minas de Puno con los mineros para evitar mayor control.