La Victoria: delincuente confeso denunciará a su víctima por “difamación”

Sociedad LR

Carlos estaban Espinoza Campos, alias ‘Gato Negro’, aprovechaba la congestión vehicular para arrebatar celulares. Foto: captura de TV Perú
Carlos estaban Espinoza Campos, alias ‘Gato Negro’, aprovechaba la congestión vehicular para arrebatar celulares. Foto: captura de TV Perú

Sujeto reconoció que robó, pero negó haber usado un cuchillo, tal como aseguró el agraviado. Por ese motivo lo querellará.

Agentes del grupo Terna de la Policía Nacional lograron la captura de un malhechor que asaltó al pasajero de un taxi en la avenida México, en La Victoria.

Todos los movimientos de Carlos Esteban Espinoza Campos, alias ‘Gato Negro’, fueron registrados por cámaras de seguridad. En los videos se le observa discurrir entre los vehículos detenidos por la congestión vehicular hasta que se acerca a un taxi y mete la mano por la ventana para quitarle el teléfono a uno de los ocupantes.

El delincuente pretendió huir corriendo hacia los pasajes aledaños, pero no contaba con que era seguido por agentes del Grupo Terna, quienes lo intervinieron en el cruce de las calles Huamanga y Mariano Aragonés.

Lazy loaded component

El sujeto se opuso a la aprehensión, por lo que fue sometido en el suelo. Una vez enmarrocado, confesó el delito, pero negó haber usado un cuchillo para amenazar al agraviado, tal como aseguró este último.

“Señor oficial, el agraviado puede decir muchas cosas en el momento que le he arrebatado su ‘fono’. Pero yo lo único que he hecho es quitarle su celular de la mano. No ha salido ni un cuchillo”, dijo.

El malhechor se mostró ofuscado por la acusación en su contra y dijo que demandará a la víctima. “Bueno, así como él me va a denunciar por haberle quitado su celular, yo lo voy a denunciar por difamación”, amenazó.

Alias ‘Gato Negro’ insistió en no haber usado el arma blanca a pesar de que en su poder se encontró un machete. Él quedó detenido en la comisaría del sector, hasta donde llegó la víctima, quien recuperó su celular y reconoció plenamente al ladrón.