Segunda ola de COVID-19 en Cusco es más mortal pero con menos infectados

Diferencias. Según Geresa, la tasa de letalidad se duplicó mientras que el número de contagios es la tercera parte del registrado en 2020. Nuevas variantes estarían circulando.

La Republica
Tasa de letalidad. Aunque hay menos contagios que en la primera ola, la letalidad es el doble del registrado en el 2020.
José Víctor Salcedo

La segunda ola de la pandemia es más letal, en comparación a la primera del año pasado pero menos contagiosa. Al menos eso sucede en Cusco. Si se compara las cifras de este año hubo semanas que sumaron más decesos que en la fase más crítica del 2020.

En contraste, los casos positivos no superan la tercera parte de los números registrados en la etapa más crítica entre finales de julio y mediados de octubre del año pasado.

Tasa de letalidad

Cusco actualmente arrastra, desde inicios de febrero, una meseta con índices altos de decesos, pero un número más bien moderado de nuevos contagiados por día. La letalidad alcanza a 3.88%, casi el doble de lo registrado el año pasado cuando solo era de 1.70%, según la Gerencia Regional de Salud (Geresa).

En la primera ola hubo hasta 30 muertos por día y 133 decesos por semana. Las dos semanas más letales fueron del 10 al 17 de agosto y del 18 al 24 del mismo mes con 133 fallecimientos cada semana, respectivamente. En la actual segunda ola hubo 135 decesos en la semana del 22 de febrero al 1 de marzo. Las provincias con más decesos son Cusco, La Convención, Chumbivilcas y Canchis.

En 2020 el COVID-19 segó la vida de 1321 personas entre abril y diciembre, mientras que en esos tres primeros meses las defunciones, hasta el jueves 25 de marzo, ya suman 974.

¿Por qué hay más muertos? El gerente regional de Salud, Juan Spelucín, sostuvo días atrás que podría deberse a que en Cusco ya están circulando las nuevas variantes del virus, que son más letales. En estos días se ha mencionado de la proliferación de la variante brasilera.

No obstante, precisó que de las muestras enviadas a Lima para el secuenciamiento que permita identificar nuevas variantes en ninguna se detectó nuevas cepas. “Son muy pocas las muestras que se envían”, aclaró Spelucín.

Los contagios

Por otro lado, en 2020 hubo dos semanas con las cifras más altas de contagios. Estos fueron entre el 24 y 31 de agosto y entre el 14 y 21 de setiembre del 2020 con más de 7 mil nuevos pacientes.

En la segunda ola, en cambio, el número más alto de nuevos casos se registró, según los reportes de Geresa, en la semana del 1 al 8 de febrero pasado con 2671 contagiados, lo que representa apenas el 30% del pico más alto de infectados del año previo. En 2020 sumaron 77 843 contagiados y este año la cifra asciende a 25 102 casos positivos del coronavirus.

Habría subregistro de casos positivos

El investigador del Centro Bartolomé de Las Casas (CBC), Jair Vargas Ventura, sostuvo que la baja positividad se debería a que “las personas tienen en mente que ir al hospital es para morir, entonces, prefieren atenderse en casa y, en efecto, no se hacen la prueba. Ya acuden al hospital a hacerse la prueba cuando se complican y gran parte de ellos mueren”.

Agregó: “Pocas personas acuden a un centro de salud para ser diagnosticadas y registrar su caso, lo que genera un subregistro de casos positivos”.