San Marcos busca fondos para crear una planta de oxígeno medicinal

Iniciativa tiene como fin enfrentar la escasez del vital recurso que afecta a los pacientes COVID-19.

En el futuro, planta de oxígeno también podría ser usada con fines académicos y de investigación. Foto: UNMSM
En el futuro, planta de oxígeno también podría ser usada con fines académicos y de investigación. Foto: UNMSM
Sociedad LR

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) iniciará una cruzada nacional e internacional con el objetivo de reunir recursos que permitan la creación de una planta de oxígeno medicinal.

El proyecto es impulsado por la Dirección General de Responsabilidad Social (DGRS) de la casa de estudios y busca atender la demanda de oxígeno que existe en nuestro país a causa de la segunda ola de coronavirus.

Manuel Yampufé Cornetero, director de la DGRS, señaló que la planta se instalaría en un área de 50 metros cuadrados ubicada dentro de la ciudad universitaria.

La propuesta es que se pueda abastecer a 24 balones diarios para atender inicialmente la demanda de la comunidad sanmarquina y luego al público en general, dependiendo del crecimiento de la planta.

Debido a que la Decana de América no cuenta con los fondos necesarios, se espera el apoyo de la comunidad y también establecer alianzas con el sector privado para cubrir los gastos de infraestructura, equipamiento y consumibles.

Yampufé manifestó que la creación de la planta también sería de utilidad en el futuro, pues, pasada la pandemia, se podría brindar oxígeno a los miembros de la comunidad universitaria que por motivos de salud lo requieran a un costo social, así como cubrir la demanda de la Clínica Universitaria.

Además, podría utilizarse en las labores académicas y de investigación de algunas facultades, por ejemplo, si se le realizan adecuaciones técnicas sería capaz de generar nitrógeno como medio inerte para alimentos. Asimismo, puede emplearse como un centro piloto de aprendizaje para los estudiantes de las carreras de ingeniería química, mecánica de fluidos, entre otras.

“El abastecimiento de oxígeno es coyuntural porque, una vez que baje la ola de la pandemia, la planta seguirá operando y podrá aprovecharse como centro piloto para prácticas y trabajo de investigación de estudiantes y docentes”, sostuvo el director de la DGRS.