Puno: Edith, la universitaria que logró erradicar la basura en su comunidad

LR Puno

larepublica_pe

Comunidad no contaba con un plan adecuado para la recolección de basura. Foto: Pronabec
Comunidad no contaba con un plan adecuado para la recolección de basura. Foto: Pronabec

Estudiante gestionó con municipio distrital la llegada y horario de camión recolector en Challacollo. Anteriormente, la basura era desechada en pastizales y ríos.

El proyecto ambiental que emprendió la estudiante Edith Callomamani Callomamani tuvo grandes resultados. Ella promovió y coordinó la visita del camión recolector a su comunidad de Challacollo, ubicado en el distrito de Ácora, al sur de Puno. Además, enseñó sobre el manejo de estos residuos sólidos.

Dicha zona no contaba con un plan adecuado para la recolección de basura, por lo que, por varios años, estos desechos terminaron en pastizales, cuencas de agua e incluso en las mismas casas. Fue así como inició coordinaciones con la comuna distrital y se estableció el horario para la visita del camión recolector.

Tras ello, en diciembre del 2020, esta unidad llegó por primera vez a Challacollo. Participaron las 60 familias que conforman este sector con el único objetivo de promover una adecuada recolección de la basura.

El proyecto de Edith fue denominado “La comunidad trabajando por la salud de la Pachamama”. Su ejecución inició en noviembre, cuando se propuso cambiar el rostro de su comunidad. Actualmente, es estudiante de Enfermería en la Universidad Nacional del Altiplano en Puno.

“Ha sido maravilloso para nosotros. Estamos muy agradecidos con ella. ¡Ahora se ve limpio! Ya nos estamos acostumbrando a poner la basura en un solo lugar y ahora ahí lo recoge la municipalidad”, señala Norma Atencio Contreras, expresidenta de la comunidad de Challacollo.

Generando cambio

Anteriormente, la basura en Challacollo no solo generaba daño a sus habitantes, sino también a sus animales, debido a que podían comerla mientras pastaban, y algunos enfermaban o incluso morían. A esto se suma la contaminación del agua por estos residuos.

Ante ello, la iniciativa se puso en marcha y se capacitó a las familias. También se colocaron tachos de basura con tapa en cada vivienda. Edith los instruyó sobre el manejo de residuos sólidos. Además, se perifoneaba en las mañanas para sensibilizar a la población.

Tras varios trabajos, el producto dio sus frutos. La población realizó una limpieza general y clasificaron su basura de forma responsable.

“Tantos estudiantes que han salido de aquí y nadie se ha preocupado por nosotros como la señorita”, destaca Norma Atencio.

Pensar en el futuro

Actualmente, Edith trabaja en la conformación de un comité de gestión ambiental en Challacollo. De esta forma, los pobladores se encargarán de monitorear que esta zona sea un lugar agradable y saludable.

“Al ver los resultados, me he sentido con más ganas de seguir trabajando por mi comunidad. Es una gran satisfacción, ahora veo a los comuneros felices, porque han mejorado no solo su salud física, sino también psicológica”, manifiesta Edith.

Actualmente, la joven universitaria cursa los últimos ciclos de su carrera profesional. Ella fue beneficiada con la Beca Permanencia del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación. Considera que su labor a futuro como enfermera es cuidar de los demás. “Trato a las personas no solo como me gustaría que me traten a mí, sino como debe ser tratado un ser humano”, indica.