EN VIVO - Elecciones 2021: así se desarrolla la jornada electoral en el Perú y el mundo

Denuncian que cabina de internet vende certificados negativos de COVID-19

Sociedad LR

larepublica_pe

05 Feb 2021 | 21:02 h
Dueños de local ubicado en la avenida Aviación solo pedían datos generales del paciente. Foto: captura de Latina noticias
Dueños de local ubicado en la avenida Aviación solo pedían datos generales del paciente. Foto: captura de Latina noticias

En La Victoria. Inescrupulosos entregan documentos médicos por un valor de 10 soles sin que las personas pasen por alguna prueba de descarte.

Un informe de Latina Noticias puso al descubierto a una cabina de internet que se dedica a vender certificados negativos de COVID-19 falsos en la zona de Gamarra, en el distrito de La Victoria.

El establecimiento se ubica en la cuadra 6 de la avenida Aviación y, según el reportaje, recibe a todo tipo de personas que requieran estos documentos. En su mayoría serían los trabajadores del emporio comercial, ya que lo necesitan para desarrollar su actividades, tal como lo exige el protocolo establecido por el Ministerio de Salud (Minsa).

Un colaborador se hizo pasar como un cliente y, dentro de la cabina, además de solicitarle S/ 10.00, solo le pidieron su nombre, edad, número de DNI y fecha de nacimiento. De acuerdo con el informe, en ningún momento pasaron por alguna prueba de descarte, ni siquiera la rápida.

Lazy loaded component

Tras pagar el monto, el colaborador regresó y le entregaron el certificado, el cual estaba a nombre de un conocido laboratorio y además llevaba la firma y número de colegiatura de un médico clínico.

Latina noticias detectó que el certificado negativo para COVID-19 presentaba incongruencias. Por ejemplo, la fecha de emisión del mismo aparecía como si fuera un mes antes del día que supuestamente se realizó la prueba.

Según la abogada penalista Romy Chang, en este caso se estarían configurando los delitos de falsificación de documentos, contra la salud pública y banda criminal. Estos ilícitos no se atribuirían solo a quien emite los certificados, sino también a quienes los compran y lo presentan ante alguna autoridad.