Chiclayo: obra de saneamiento por más de S/ 2 millones con irregularidades

Ysela  Vega

@larepublica_pe

24 Nov 2020 | 1:40 h
La Contraloría otorgó diez días para que autoridades de la municipalidad presenten plan de acción. Foto: Clinton Medina / La República
La Contraloría otorgó diez días para que autoridades de la municipalidad presenten plan de acción. Foto: Clinton Medina / La República

Se detectó cinco hechos adversos en la ejecución de los trabajos. La comuna aprobó valorizaciones por metrados no ejecutados y el ingeniero residente de la obra ejerció las mismas funciones en otras regiones.

La Contraloría General de la República detectó irregularidades en una obra de saneamiento valuada en S/ 2 millones 263 mil y ejecutada por la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh) en los pueblos jóvenes Túpac Amaru y Ampliación Túpac Amaru.

Según el Informe de Control N.° 023 con fecha 6 de noviembre de 2020, son cinco hechos adversos detectados, los que -afirma- pone en riesgo los intereses del ayuntamiento, afecta el control y la calidad de los trabajos.

Agua y alcantarillado

El expediente técnico fue aprobado por la Gerencia de Infraestructura Pública con Resolución N.° 064-2017 en la gestión del exburgomaestre David Cornejo Chinguel; empero la obra se ejecutó en la administración del alcalde Marcos Gasco Arrobas. El objetivo de los trabajos fue mejorar las condiciones de desarrollo de la población.

De acuerdo a la Contraloría, las irregularidades se detectaron durante los trabajos de alcantarillado y agua potable. Así tenemos que la comuna aprobó valorizaciones por metrados no ejecutados relacionados a la partida 03.02 respecto a las conexiones domiciliarias, lo que generó que se alcance el 100% de ejecución financiera sin que culmine la ejecución física. Esta situación generó afectación de los objetivos del proyecto.

Mayores costos en la obra

La segunda observación es que el supervisor aprobó un expediente con mayores metrados que incluye más conexiones domiciliarias que no figuran en el expediente técnico, lo que causó mayor costo de la obra y se pague al Consorcio Bioconstrucciones S/ 131.237 por trabajos que no son indispensables para cumplir la meta.

También se verificó que el residente de obra Alejandro Ahumada desarrollaba al mismo tiempo labores en obras de las regiones La Libertad, Piura y Cajamarca.

Incluso, se detectó la ausencia de un ingeniero ambiental; además, se informó que el consultor de la supervisión no cumplió con sus funciones específicas.