Fiscalía cita a todos los policías que usaron escopetas en marchas

Óscar Chumpitaz

Reunión. El ministro del Interior, Rubén Vargas, recibió a los familiares de Inti y Bryan, quienes exigieron garantías personales. Foto: Luis Jiménez / La República
Reunión. El ministro del Interior, Rubén Vargas, recibió a los familiares de Inti y Bryan, quienes exigieron garantías personales. Foto: Luis Jiménez / La República

Una semana sin responsables. Rendirán su manifestación y luego se determinará la compatibilidad de las armas y municiones para detectar a los presuntos autores de la muerte de Inti y Bryan.

Todos los policías que intervinieron con escopetas durante la manifestación ciudadana en la que murieron los estudiantes Jack Bryan Pintado Sánchez (22) e Inti Sotelo Camargo (24) serán citados a prestar una declaración informativa en la Tercera Fiscalía Supranacional a cargo del fiscal Yony Soto Jiménez.

La investigación implica que existe sospecha acerca de la actuación de los efectivos a partir del relato de testigos que los señalan como autores de los disparos contra los jóvenes.

Sin embargo, tal como lo informó La República, la Fiscalía también investiga a la cadena de mando de la Policía Nacional.

Así lo manifestó Jimmy Sotomayor, abogado de la familia de Bryan. Indicó que las diligencias se centrarán en sus declaraciones y luego en determinar la compatibilidad de armas y municiones, para así individualizar la participación de los autores.

Aunque no dio una cifra exacta, Sotomayor indicó que serían ocho los escopeteros.

Sin embargo, enfatizó que son más de 30 oficiales y subalternos de la PNP los que serán llamados a declarar ante el Ministerio Público.

Se va a individualizar

El último sábado, en una entrevista concedida a este diario, el presidente Francisco Sagasti se comprometió a individualizar responsabilidades por la muerte de los jóvenes durante la represión policial.

“El día de mañana (hoy) hemos quedado con el fiscal para armar un cronograma de las personas que tendrían que ir a declarar. En principio irán todos los escopeteros de ese día, pero también las personas que los habían comandado”, precisó el letrado Jimmy Sotomayor.

No obstante, precisó que no se trata de polarizar a la Policía Nacional y la población civil; y aclaró que la responsabilidad penal no es de toda la institución policial ni de todos los agentes del orden que participaron durante las protestas.

“La responsabilidad penal va a estar recaída en primer lugar sobre las personas que habrían ordenado esta masacre y las personas que habrían jalado el gatillo, los escopeteros, de ahí vamos a sacar los responsables penales”, explicó.

Familias piden garantías

Ayer también, los familiares y abogados de Inti Sotelo y Bryan Pintado se reunieron con el nuevo ministro del Interior, Rubén Vargas, y el comandante general de la PNP, Orlando Velasco, para exigir garantías. El encuentro tuvo lugar en el despacho ministerial. Según se informó, las autoridades se comprometieron a descartar algún tipo de amenaza u hostigamiento a los domicilios y familias, tanto de los fallecidos como de los heridos.

Esto luego de que se denunciara que personal del Grupo Terna le realizarían reglaje.

Los padres de las víctimas exigieron que el caso no quede impune. “Queremos justicia por nuestros hijos, por nuestras familias y para que no se tenga que pasar por estas situaciones”, dijo el padre de Bryan.

Se allana a investigación

El ministro les expresó: “Nada de los que se pueda decir va a calmar el dolor de este momento, y los entiendo. Todo lo que digan, tienen razón porque el valor de la vida es lo más importante”.

Además, aseguró que la PNP se allana completamente a las investigaciones de naturaleza penal que viene realizando el Ministerio Público, que es el titular de la acción penal, y que viene realizando estas investigaciones con absoluta autonomía como corresponde, “sin la intervención de ningún agente ni unidad de la policía nacional”.

Ha pasado una semana y aún no hay responsables.

“Quiero volver a confiar en la Policía”

”Quiero volver a confiar en la Policía, porque tanto el ministro como el comandante general nos están dando garantías de que este tipo de situaciones no se volverán a repetir”, dijo Oscar Pintado, padre de Bryan.

Dijo que teme que ciertos efectivos ‘siembren algo’ a su madre y hermana que viajan constantemente.