San Marcos - Últimas noticias del examen de admisión presencial que se realiza este sábado

Arzobispo de Lima: “Pueden haber provocadores, pero la Policía está armada”

Carlos Castillo Mattasoglio, además, instó a las autoridades del actual Gobierno de facto a que se hagan responsables de los asesinatos y heridos que han ocasionando.

Arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo, criticó la aprobación de vacancia presidencial contra Martín Vizcarra. Foto: La República/Carlos Contreras
Arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo, criticó la aprobación de vacancia presidencial contra Martín Vizcarra. Foto: La República/Carlos Contreras
Sociedad LR

Carlos Castillo Mattasoglio, arzobispo de Lima, mostró su indignación y tristeza a causa de las consecuencias que viene dejando la dictadura de Manuel Merino de Lama. Este 14 de noviembre, mientras se desarrollaban pacíficamente las protestas en contra de este Gobierno de facto, se han registrado asesinatos de parte de la Policía Nacional del Perú (PNP), las cuales el religioso condenó tajantemente.

“Estoy profundamente consternado por la muerte de este muchacho, no sé todavía su nombre, pero tengo conocimiento del informe que han hecho en el Hospital Almenara y la Cruz Roja han constatado que tiene golpes que no se sabe con qué se lo han hecho en la cara y que ha sufrido algo muy grave, de tal manera que ha llegado prácticamente muerto”, indicó.

Además, hizo un llamado a la calma solicitando que los responsables se hagan cargo de lo que viene sucediendo, ya que no es posible que durante una marcha pacífica se den este tipo de hechos.

“No es posible que cuando la ciudadanía quiera actuar, haya por ejemplo, perdigones, bomba lacrimógenas cuando hay tanta gente justa. Además, ya el doctor Huerta ha dicho que son las bombas lacrimógenas las que podrían intensificar la cantidad de contagios del virus por una situación como esta", manifestó.

Exhortó al actual dictador y quienes lo acompañan a comprender que son un gobierno de tránsito y que la mejor manera de llevar a cabo un proceso como este es a través del dialogo pacífico y escuchando a las personas.

“Esto demuestra que acá hay un problema gravísimo. Pueden haber provocadores, pero la Policía está armada y es necesario ver cómo se disuade a esos provocadores. Es necesario identificarlos y para eso hay un servicio de inteligencia”, sentenció el representante de la Iglesia católica.