Arequipa: hombre es sentenciado a 15 años de cárcel por intento de feminicidio

Además de la condena, Fidel Paucar Ticona deberá pagar una reparación civil de S/ 15.000 a favor de la víctima.

Intento de feminicidio se registró en el distrito de El Pedregal-Majes. Foto: PNP
Intento de feminicidio se registró en el distrito de El Pedregal-Majes. Foto: PNP
LR Arequipa

Fidel Paucar Ticona (30) fue denunciado por tentativa de feminicidio en contra de su conviviente, quien fue auxiliada por su hija y vecinos del distrito de El Pedregal-Majes en Arequipa. El hecho se registró el 16 diciembre del 2019 y, desde ese entonces, el sujeto fue sometido a una investigación por este delito.

Tras un año de proceso, los jueces del Juzgado Penal Colegiado de Cerro Colorado-Camaná, emitieron una sentencia. Desde el Módulo Penal para la Sanción de Delitos asociados a la Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar, otorgaron una condena de 15 años de cárcel contra el ciudadano, quien también deberá pagar una reparación civil de S/ 15.000 en favor de la agraviada.

Así también, el agresor será sometido a un tratamiento terapéutico de reeducación de carácter multidisciplinario y diferenciado que estará a cargo del INPE. En tanto, la víctima y su menor hija recibirán atención psicológica y visitas sociales por parte del equipo multidisciplinario de la mencionada entidad.

Paucar fue hallado responsable por atentar contra la vida de su pareja. De acuerdo a las investigaciones, este la atacó con un arma blanca en diferentes partes del cuerpo. Luego de ser alertados por los residentes del lugar, la Policía llegó cuando el acusado intentaba borrar las evidencias.

El juicio oral por el caso inició el 30 de octubre y finalizó este viernes 13. El acusado mantenía prisión preventiva por nueve meses en el penal de Pucchún en Camaná.

Línea 100

Si usted ha sido o conoce a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, puede comunicarse de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”.

Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente.