Arequipa: Yamila Osorio investigada por presuntamente pedir coima a ICCGSA

Wilder Pari

wilder_app

31 Oct 2020 | 6:10 h
La Republica
variante de uchumayo. Durante su gobierno Yamila Osorio supervisa el tramo III de la Variante de Uchumayo, ICCGSA nunca concluyó los trabajos.

Complicada. Fiscal de equipo especial Lava Jato, German Juárez, investigará por 8 meses a exgobernadora, quien habría pedido S/ 2 millones a ICCGSA por esta obra que enfrentó dificultades: sobrevaloración, adendas, abandono de trabajos y arbitrajes.

La exgobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio, ingresó al grupo de exautoridades investigadas por presuntos ilícitos ligados al Club de la Construcción. Ayer, El Comercio, reveló que el fiscal del equipo especial Lava Jato, Germán Juárez Atoche, inició pesquisas preliminares por 8 meses contra Osorio, quien habría pedido S/ 2 millones a ICCGSA. Esta empresa estuvo cargo del tramo III de la Variante de Uchumayo, obra que dejó abandonada al 82%. El Gobierno Regional de Arequipa (GRA) resolvió el contrato y tuvo que asumir lo restante.

Dos aspirantes a colaboradores eficaces, revelaron la presunta coima, que se habría exigido en diciembre del 2015, luego que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) diera la buena pro a ICCGSA. Un primo de Osorio, “Edgar”, habría solicitado el pago de S/ 2 millones para la suscripción del contrato pero la constructora habría abonado S/ 450 mil. El segundo semestre del 2017, la exgobernadora personalmente habría exigido el pago restante a Fernando Castillo Dibós.

El contrato con ICCGSA se resolvió a fines del 2017, según los colaboradores, obedecería al incumplimiento del total del soborno. En su momento el Gobierno Regional de Arequipa alegó como causal el abandono de obra de 1.5 kilómetros, entonces con un avance del 82%.

Obra con irregularidades

La ejecución del tramo III de la Variante de Uchumayo, no solo mermó la imagen de Yamila Osorio, por su lento avance. Una auditoría de Contraloría emitido el 3 de julio del 2018, señaló varias irregularidades, que habrían generado sobrecostos y adendas favorables a ICCGSA. Parte de las conclusiones del documento son citadas en la disposición fiscal.

La auditoría precisa que entre mayo y julio del 2015, el presupuesto de obra se actualizó de S/77 millones 877 mil a S/ 88 millones 373 mil, un incremento de 13.48% que según Contraloría obedeció a un cálculo erróneo y sin sustento. ICCGSA se adjudicó la obra con una oferta de S/ 92 millones. También se advierte un aumento en los precios unitarios de los materiales, generado un ajuste de S/ 2 millones 464 mil.

Además, el expediente técnico carecía de varios estudios complementarios, como impacto ambiental, interferencias, drenaje pluvial y telecomunicaciones. Ello ocasionó nuevas circunstancias y la suscripción de adendas, por un valor total de S/ 6 millones 832 mil 132.

Incluso se cuestiona el proceso de adjudicación encargado a la OIM; que significó un gasto de S/ 927 mil 427. Según Contraloría, este encargo no cumplió el objetivo de agilizar la ejecución de la obra, pues al lanzar el concurso, el GRA no tenía la disponibilidad de terrenos. El contrato se suscribió en diciembre del 2015 pero el suelo recién estuvo habilitado en julio del 2016, lo que generó tres adendas.

Lo que responde Yamila

ICCGSA entabló un arbitraje contra el GRA, por la resolución del contrato. La Región cobró la carta fianza por S/ 30 millones. El proceso está en la etapa resolutiva.

La auditoría de Contraloría, halló responsabilidad en penal, civil y administrativa en 24 funcionarios y exautoridades regionales. No se incluye a Yamila Osorio.

La exgobernadora calificó la revelación como falsa.Admitió reuniones con directivos de la empresa pero para reclamarles la demora en los trabajos. Dijo que la acusación contra ella es una venganza porque debido a las demoras les ejecutaron la carta fianza de 30 millones de soles.