Arequipa: Recibos de luz que llegaron con cero de facturación

Colas en seal. Varios usuarios llegaron hasta el local de Seal para reclamar por la alta facturación. Foto: La República.
Colas en seal. Varios usuarios llegaron hasta el local de Seal para reclamar por la alta facturación. Foto: La República.

Bono de electricidad. Más de 300 mil usuarios en Arequipa recibieron este subsidio. Empero, por otro lado, hay reclamos de consumos abultados. Seal da explicaciones.

Deysi Pari

En Arequipa, un total de 303 326 usuarios del servicio de energía eléctrica se beneficiaron con el Bono de Electricidad de 160 soles que el gobierno aprobó en junio pasado.

De acuerdo a la Sociedad Eléctrica del Sur Oeste (Seal), se trata del 70% del total de clientes que asciende a 440 mil.

PUEDES VER: Más de 4.600 muertos por COVID-19 en regiones del sur

Sin embargo, el otorgamiento del subsidio provocó confusión en algunas familias, cuyos recibos llegaron 0 soles de consumo, mientras que a otras les ha venido una cuenta alta.

Cómo calificaron al bono

El bono es un subsidio para ayudar a las familias en esta etapa de emergencia. No se entrega en efectivo, sino que el gobierno lo dio a las empresas distribuidoras de electricidad para que lo apliquen directamente en los recibos.

El gerente general de Seal, Paul Rodríguez, explicó que, para seleccionar a los beneficiarios, se tomó en cuenta los consumos hechos entre marzo de 2019 a febrero de 2020 y que estos no superen los 125 kilovatios/ hora y que, además, en los meses de enero y febrero no se haya consumido más de 150 kilovatios/hora. Es decir, un consumo no mayor a 80 soles.

Una vez que Seal armó la lista, fue enviada a Osinergmin y el ente la aprobó para su posterior aplicación.

De esta manera, el bono de 160 soles comenzó a aplicarse en los recibos. Hay que precisar que este subsidio no es mensual, sino que se va descontando de acuerdo al consumo.

Rodríguez explicó que inicialmente el bono ha ido a cubrir la deuda inusual que tenían el 60% de los usuarios, debido a la complicada situación económica que vive el país. “Si un usuario tenía una deuda acumulada de 200 soles, descontando el bono de 160, automáticamente su deuda se convierte en 40 soles”, detalló.

A los usuarios que siguen registrando pendientes por pagar, pese a haber recibido el bono, se les dará facilidad de fraccionar su deuda por un plazo de 24 meses.

Los que están al día y liquidación

Por otro lado, hay el caso de las familias que están al día en su pago y que recibieron el bono. El gerente comercial de Seal, Saúl Llanos explicó que como en marzo, abril, mayo y junio, en el país estaba en vigencia una cuarentena rígida por el coronavirus, la empresa promedió los consumos de los usuarios en base a sus registros anteriores.

Sin embargo, desde julio se reiniciaron las lecturas de los medidores y se procedió a lo que ellos llaman una liquidación, lo que en buena cuenta es registrar el consumo adicional que no había sido medido en esos meses.

Esa facturación adicional que ha sido producto de la liquidación se ha evidenciado en el recibo de agosto. Sobre ello, se ha aplicado el bono de electricidad.

PUEDES VER: Consejeros de Arequipa evalúan cambiar su voto por convenio para Majes II

Llanos explicó los casos que se están presentando en base a la aplicación de la liquidación y del bono. Por ejemplo, los usuarios que estaban al día en el pago, se les aplicó el bono restando la liquidación y si esta fue menor al monto de 160 soles, entonces lo que debían pagar quedó cubierto y les quedó un saldo. En consecuencia, en su recibo de agosto se les facturó 0 soles, porque todavía tienen un monto a su favor.

En cambio, hay otros usuarios a los que el bono no les cubrió el monto adicional que consumieron, por lo que todavía registran deuda. En estos casos, también se aplicó el fraccionamiento para el pago en cuotas de 12 a 24 meses, dependiendo del monto que deben pagar.

No les tocó el bono y quejas

Arequipa, hay otros usuarios a los que no les tocó el bono y el recibo de agosto les vino un monto sumamente alto. Llanos indicó que, en este caso, también es producto de la liquidación, que es la facturación de su verdadero consumo.

Por eso ayer se vieron largas colas afuera de Seal. Eran personas que llegaron para quejarse por la alta facturación en sus recibos.

Según los funcionarios de la empresa, hay clientes que demandaron más energía eléctrica durante esta etapa debido al trabajo remoto, a las clases de los estudiantes desde casa. Sin embargo, no se dieron cuenta de este mayor consumo y ahora se está viendo reflejado lo real. Aseguró que tienen registros fotográficos de las lecturas de los medidores.

Según Llanos, a las personas que se fueron a quejar ayer, les demostraron su consumo.

Arequipa, últimas noticias: